POESÍA Empecinados | Amanda Espejo


Empecinada es mi espalda que se curva a medida de tus deseos.
Empecinadas mis piernas en pos del intento de circundar tu cintura.
Empecinado mi vientre despierto y el olor de mi sexo en calentura-pura.
Empecinada soy, y entre varias, la MÁS
más que el resoplar del viento... (empecinado)
que sueña y se empeña en poder apagarme. ¡Iluso él!
No hace más que consumirme  de a poco (y de gozo)
entre las lenguas de mi propia hoguera.

(Porfía...hemos de resumirlo en porfía)

Y es que no basta para saber amarte el poseer un sentido:
es menester para este cometido el haberte y saberte con todos.
Y empecinada en ello, he de revertir el tiempo en un acto de osadía
para que liguen los huesos y se dispare el movimiento
                                                                                    ...empecinado...
en un levantar por fuera, en un deslizar por dentro
en un cambio de montura y en el lado de los cuerpos
                                                                                  ...empecinados...
dale que dale empeño, hasta perder aliento.
(Busca escondites nuevos).
Traspasemos las fronteras de lo mío y de lo tuyo:
hablaremos de “lo nuestro”, así de este modo
no habrá falta de respeto y, empecinados...
soltaremos nuestros ruegos: ¡Dale que dale perro!
Remóntame las caderas para desconcharme luego
                                                                             ...empecinado...
que aquí no sirven blanduras, sino tu blandir de acero
                                                                                   ...empecinado...
córtame la cordura en un dos por tres que quiero
(sólo por el placer de hacerlo), lanzarme al mar la primera
                                                                                   ... empecinada...
o dispararme al  cielo de lleno para arrancarle al tiempo mi premio:
antes que tú te derrumbes, empecinado, en el umbral de mi templo
poder cogerte de nuevo.

Y dale que dale haciendo
                                       ... empecinados...
que  aún no se apaga la luna,


que no ha de acabar este cuento.


AMANDA ESPEJO. Poeta, escritora y editora. Trabaja desde hace nueve en Revista La Mancha, publicación virtual y de papel. Su trabajo se puede apreciar en numerosas publicaciones virtuales y variadas antologías (poesía y narrativa) nacionales e internacionales. Ha publicado: No hay más que ESTO (poesía); Décimas sobre un barco de papel (poesía); Entre-Lunas (poesía). Actualmente prepara un libro de relatos, especialmente los destacados en algún certamen.

Imagen | Paul Klee, 1922. Pen and watercolor. Colección de Heinz Bergguen. París. Francia.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Recordamos a nuestros lectores que todo mensaje de crítica, opinión o cuestionamiento sobre notas publicadas en la revista, debe estar firmado e identificado con su nombre completo, correo electrónico o enlace a redes sociales. NO PERMITIMOS MENSAJES ANÓNIMOS. ¡Queremos saber quién eres! Gracias.