Header Ads

  • Lo nuevo

    POESÍA Salvado de mí mismo | Iván Viñas Arrambide


    PÉSAME

    I

    Mi madre me pide en su maternal sabiduría
    que les hable a los sobrevivientes del muerto
    se siente mal, porque todos les han hablado
    menos yo.
    Mi madre, que le rezó al oído a su esposo
    mientras moría en el sillón
    con las noticias en la tele.
    Mi madre que vio a una hija morir
    en un hospital público mientras
    las enfermeras gritaban la cuenta regresiva del año nuevo.
    Mi madre que se ha sentado de madrugada en hospitales
    de cinco ciudades distintas, en dos países diferentes
    a hablar con la muerte
    con un café en la mano
    me dice que se ve mal.

    II

    La muerte, arruina mi sábado
    el partido de las cinco
    la comida en el sillón.

    La muerte de mi pariente,
    que me sacudo del suéter
    como se sacude a un insecto inofensivo,
    me molesta
    ¿qué decirles a los sobrevivientes?

    III

    Ojalá que estuviera muerto su muerto
    y no poco a poco
    después del accidente
    dos semanas después
    tres meses después
    hasta que por fin se muere.
    Solo que antes hay que usar traje
    y hay que sentarse derecho y con vergüenza.


    ESCRIBO ESTA CARTA

    Escribo esta carta
    para ser salvado de mí mismo,
    de mi cuerpo,
    que insiste en rasgarse a veces
    en partes diminutas,
    que no noto siquiera
    hasta que la rotura se ha extendido
    y encuentro un orificio que atraviesa mi cuerpo.

    Para salvarme
    de mi mente que funciona perfecta,
    como una máquina
    de construir espantosos edificios al miedo.



    Iván Viñas Arrambide (ciudad de México, 1981). Egresado de la escuela de escritores de SOGEM en el año 2003; es estudiante de creación literaria en la UACM. Participó en las antologías Voces de los arcanos (Minimalia, 2003), Pragmatáfora (Descritura Ediciones, 2004), Gira Poema (Libro libre, 2008), Cada chango a su mecate (Colección editorial el Zócalo, 2010). Poemas y traducciones suyas han aparecido en Periódico de Poesía, Cuadrivio, Lenguaraz, entre otras. Escribe en chidopoeta.

    No hay comentarios

    Recordamos a nuestros lectores que todo mensaje de crítica, opinión o cuestionamiento sobre notas publicadas en la revista, debe estar firmado e identificado con su nombre completo, correo electrónico o enlace a redes sociales. NO PERMITIMOS MENSAJES ANÓNIMOS. ¡Queremos saber quién eres! Gracias.