Sandra Barneda, finalista del Premio Planeta con el libro Un océano para llegar a ti, ve el lado positivo aún cuando la vida se ha vuelto incierta a raíz del Coronavirus. Declara: «Estamos en el epicentro de esta pandemia y hasta dentro de unos años no sabremos cómo nos ha cambiado... quiero pensar que hay un lado positivo». 

Un océano para llegar a ti es una novela tierna, atrevida, sobre los secretos familiares. En la descripción del libro leemos: «Tras la muerte de su madre, Gabriele vuelve al pueblo de los veranos de su infancia. Allí le espera su padre, con el que no habla desde hace años.  Juntos se disponen a cumplir el último deseo de Greta: que las tres personas más importantes de su vida —su marido, su única hija y su cuñada— esparzan sus cenizas en un lugar donde fueron felices. Los secretos que Greta desvela en las cartas que deja a su familia terminarán con el silencio entre padre e hija y, como en un dominó, alterarán la vida de todos y propiciarán un encuentro inesperado que hará que Gabriele descubra que en la vulnerabilidad se halla la magia de la vida».

La autora también destaca que el aumento de las tecnologías y el auge de las redes sociales hace que muchas personas puedan verse afectadas por esta falta de comunicación entre amigos y familiares. El peligro, comenta, es perder los matices de lo que debe ser una buena comunicación. 

El galardón ha sido inesperado y duramente criticado debido a la actividad de la autora como comentarista; no obstante su novela se ha vendido bien, corre ya su segunda edición. 

Con información de EUROPAPRESS. Foto LA VERDAD.ES