CEREMONIAL

ellos dicen que la vida es redonda
que la vida de noche no ilumina

encienden las hogueras
vierten su pasado incubado en los leños
hierven de soledad

la neblina les impide la vista
la neblina pasa y levanta la siembra

ellos ocultan sus gorros triangulares
tienen miedo de ver
sus ojos están muertos
son cavernas

la tierra roja
sonámbula 

ellos gritan violentos
transfigurados
receptores devocionales
de pájaros carroñeros
imaginando el agua solitaria

muestran al espejo
una bandada de         soles            
nidos             donde su tristeza sueña vivir

el dédalo de las ramas
se mece en silencio
el fuego cesa de gritar 

la noche
prepara su morada


TELEQUINESIS

alzo en mi mano tu calle
el empedrado
las lámparas
a los vecinos pálidos que corren por ahí 

debajo del asfalto esta el cuerpo de tu padre
algunos de tus gatos que murieron y que tu enterraste ahí 
me hablan
me dicen   señora antigua

los pájaros los han visto también
el subsuelo está lleno de paja de ramas desnudas
ahí viven los fantasmas que habitan tu casa
los he liberado

los pájaros
los gatos
tu padre y yo

un profundo desastre
se mezclan vivos con muertos
vivos que están que están muertos

una ardilla remueve las cenizas
yo informo a todos de la realidad
aun sigo sosteniendo la calle con mi mano
la tierra se ha nutrido
grito

todos depositan su fatiga aquí
su pena de estar vivos
dejo caer la calle
y el sol la mira
el sol azul


DETALLE DE UN ABISMO

                                                                   a mi padre luis

para restaurar ese pecho
una cama de hierbas
para cerrar ese pecho roto
la temperatura de una mano
para sostener la carne que cuelga
toda una ofrenda

cada año un cáliz distinto

el diecisiete de enero
acudiré en la montaña
subiré cual sisifo
al bajar 
seré una loba en el bosque

fue la noche de los que se fueron
fue el árbol marcado con una cruz
fueron espectros y sombras nocturnas

dejar el peso en la montaña
y luego fiesta en el pueblo
todo verde agonizante
una hendidura
un cincel
al entregar mi cuerpo final


SOMBRA EXPUESTA

nada logra romper lo que ha sido dispuesto a la memoria
en el comienzo de otro silencio
un pequeño viento me abduce por la ventana

una vez más la vida amplificada
el retraso que supura
el vuelo postergado

el día se extiende hasta quedar mudo
y de ahí, lo que arde

la muda de las hojas
los árboles naciendo
en mi boca
se abre paso una diminuta flor violenta
diría invisible
¿cuándo vas a mirarme?

el relleno del pan se bate y conmueve
a no darnos nada
la promesa depende de nosotros
no de las cenizas

mirarnos mirarlos mirar
mujer hombre luz corazón

MÓNICA MARTZ M. Poeta y artista multidisciplinaria nacida en la Cuidad de México. Maestra de la escuela de foto y arte “Página en blando”. Dirige Médium poesía sonora, proyecto de poesía performática, spoken word y arte sonoro en el que colabora con diferentes artistas. Ha formado parte de exposiciones colectivas como Libro de artista de Nahum B Zenil y La traición al texto dentro del Festival Foto México en Página en Blando. Dirige “Resonancias café poético” que se lleva a cabo en el Salón de la Plástica Mexicana. Editora del área de poesía de la editorial Zona de Riesgo. Forma parte del colectivo poético “Humo sólido” dentro del cual publicó la antología con el mismo nombre. Publicó El brazo del vacío dentro de la editorial zona de Riesgo.

Foto de João Cabral en Pexels