NEGACIÓN
 
Mi madre sembró rosas en mi frente
para no desvanecer los jardines donde aún me mira.

Uno nunca se imagina siendo una fotografía en el altar
donde los santitos de la familia descansan.
 
En esta urbe donde convivo con las sombras
de otros cuerpos, no soy más que un sueño, 
una bala que abraza, el ovillo de cierta vida.
 
Habito en la garganta de papá
en su voz que en jaula mi nombre
y se desvanece en cada trago que pasa por su garganta.
 
Mi máscara se forma a diario 
en el rostro de todos los que aún me piensan.
 
Me deshojo en el llanto flor que va dejando mi madre.
 
Ella me reconstruye en la marcada silueta que quedó en mi cama,
las cobijas de apoco van olvidando mi silueta.
 
Mamá es experta en sacar su CORAJE.
 
Lo expulsa con el llanto que produce la pérdida,
pero por más que llore, su rosal jamás volverá a florecer. 
 

REMEMBRANZA DE UN HECHO OLVIDADO
 
En este cielo de acuarelas/fuego
la bofetada de Dios despierta mi memoria.
En mis entrañas se forma            
un infierno trasparente,           
un camino que no sé si va       
a la deriva de otro sueño,       
o el sueño mismo   
conduce a un nuevo
 
                            miedo
 
A ciegas sigo con antiguos ojos
caminos ya marcados
por la pisada de los días.
 
Me encuentro uno de los círculos 
tomo el cascarón de mi padre y bebo de su ceniza
el sabor que produjo su llama verde.
 
Descubro que mi padre es un jinete mayor
que cabalga sobre los despojos de esta guerra Santa
que alguna vez llamamos familia.
 
En la hojarasca de la casa
crece un grito que salpica lagrimas ácidas,
noches que pasan lentas,
sin la abuela para levantar el día con sus plegarias,
sin mamá para secar las lágrimas de las fotos.
 
Yo estuve el día cuando de la boca de papá salieron serpientes
 y nos repitió entre murmullos que se apenaba de que yo fuera su hijo,
 yo estuve ese día en que papá salió de mi infierno
para jamás volver a encenderlo con sus puños.

 Foto de David Geib en Pexels


ÓSCAR PÁEZ (Huatusco Veracruz, México, 1993). Estudió creación literaria en los estudios estatales de Literatura red de letras 2019, del H. Ayuntamiento de Acapulco Guerrero. Taller de corrección de texto poético con el poeta Jorge Humberto Chávez. Autor del libro Los Castigados, 2018 (Híbrido); Armario de brevedades, 2020 (Minificción). Coordinador del taller de escritura terapéutica a través de la creación literaria. Miembro del comité de redes del periódico Poético de Tecpan. En 2019 fue reconocido por su labor literaria por la academia de literatura y estadística de la prestigiada academia de Tlaxcala.