POESÍA VISUAL ¿Qué es la poesía visual? (y otras insolencias) -En México- | Araceli Zúñiga

César Espinosa, “SIC”

Considerando que a través del
Lenguaje
(con su soporte más importante:)
La Palabra
representamos ideas conceptos                                                                                                                       
     (así como)
formas de vida muy concretas…
transformando
ese
 objeto plástico tendremos la posibilidad
                                                                            (infinita)
                                                                                               de modificar                       
(rediseñar)
nuestra forma de vivir
de pensar

de ser.
Alfredo Espinosa: “En el corazón del sinsentido”


La poesía visual significa —entonces— la recreación de la palabra
           Desde su dimensión plástica (textual) hasta sus
                                                                             multimediáticas
                                                posibilidades (de) transformación.
La propuesta fundamental de los artistas visuales e investigadores transdisciplinarios que participamos en la poesía visual mexicana
                                                           encontramos
                                  (búsqueda > exploración > divergencia)
                                    Desde el tótem sagrado que es la palabra 
                                                                             Hasta

                                —la matriz semiótica visual—  desde la cual trabajar.

Leticia Ocharán († 1997): “Onomatopeyas”

¿Es importante la poesía visual para los poetas mexicanos?
Por supuesto. Sobre todo en estos días de partículas suspendidas, que nos vulneran                                     
     por y a través de
                                                                       los
                                                                            MEDIO(s)
con lecturas visuales pobres y degradadas.
                                             
¿Alternativas?
                          Tomar la(s) palabra(s) en nuestras manos;
                                          (plastilina —extraña y— moldeable):
la palabra/imagen,  la palabra/texto, la palabra/grito…

                   asumirla(s) y darle(s) otra(s) lecturas y otros significados.

Roberto López Moreno

En consecuencia, desde hace más de veinte años se desarrolló, desde México, una Bienal Internacional de Poesía Visual/Experimental, con propuestas que retomaron no únicamente el trabajo (teórico y de campo) de Los Grupos de los años setenta (movimiento/vaivén trepidatorio todavía no cuantificable), sino que integran a diversos artistas multi disciplinas, así como a grupos que, desde sus (diferentes) y (diversos) acercamientos a la palabra se aproximan al debate y cotejo entre los géneros y                                                                                                                           

                      las poéticas.

Cynthia Ayala, “De la palabra”
                                
Los poemas se hacen de sonido y de luz…
                                      de sonido y de luz desde la música

                                                                     desde 
la danza

                                                                     desde 
el video

                      desde los bordes irregulares de 
los fractales

                         
(modelos matemáticos) de la naturaleza;

                                                                     desde 
los plasmas

(el cuarto estado de la materia desde el que es posible la fusión nuclear);

desde 
la sonrisa socarrona de un gato que ya no podemos ver


                                                   
           (pero que sabemos está allí)



        Araceli Zúñiga y Miriam Caballero Mabarak, Serie “Las Embarazadas”


Araceli Zúñiga, “Ensimismada”


Hablo de arte, de ciencia, de humanidades, de tecnología, pero no bajo los conceptos asfixiantes de la cultura del hermano mayor, que nos ha negado el placer de jugar, buscando.

Hablo de un arte diferente en su concepción, hechura y herramientas, como diferente deberá ser nuestra concepción de la ciencia, la técnica y las humanidades.


DIEZMO

Salvador Díaz, “Diezmo”


Y las fronteras entre un lenguaje y otro serán abolidas, como abolidas han estado siempre para los grandes artistas y los grandes científicos de todos los  tiempos y de todas las culturas.

Debemos entonces ABRIR los espacios para (tratar de) acercarnos a las nuevas formas, a los nuevos modos de vivir. De pensar. De ser… desgarrando —sin anestesia— las viejas costuras de la piel que nos cubrieron en la glaciación que hoy termina, para dar cabida, y poder ser, a las nuevas escrituras del nuevo milenio, esto es:


proyectos radicales de escritura y/o lectura
 pertenecientes a la nueva imprenta y al nuevo libro.



Olivia de la Torre (†2005)


La desaparición de estos muros conceptuales (muros de cal y canto) entre arte, ciencia, tecnología y humanismo pareciese ser una de las condiciones que signan a nuestro tiempo: abatir las fronteras del pensamiento excluyente, de los sensores corporales, de la poesía y la belleza, de la violencia, de la fealdad, de la escatología, de la interacción y la tolerancia; de la medición fractálica y la no linealidad; de los intersignos; de los multimedia pertenecientes a los lenguajes todos (serpientes venenosas) que en un cambio de piel forma/fondo nos invitannos seducen la mutación.


Cynthia Ayala, “Agh”


La Poesía Visual —y otras insolencias conceptuales— pertenecen a estas escrituras emergentes de este siglo XXI, escrituras y formas artísticas —las de la Poesía, más que nunca— (con soportes no convencionales)


Pablo Espinosa “Gargaleón”, “El Semiófago”


representantes de las formas nuevas de vida, para las que el lenguaje tradicional resulta (muy) limitado.
Escrituraciones propias de los tiempos límite:

                                                                           las nuestras.

 
Araceli Zúñiga, “Signo de la serpiente”

ARACELI ZÚÑIGA. Investigadora/guionista de radio y televisión educativa (TV-UNAM, Radio UNAM, Radio Educación). Ensayista sobre ciberculturas y vanguardias artísticas. Asesora de proyectos transdisciplinarios sobre arte y multimedia. Miembro del consejo editorial de la revista virtual Clon de la UAM Xochimilco. Miembro del Consejo del Instituto de Semiótica y Cultura de Masas, centro de investigación y análisis crítico, A.C., Member of IASS/International Association for Semiotics Studies. Curadora y promotora de videoarte, video independiente y video experimental, específicamente de videoartistas indígenas mexicanas. Coordinadora general, con César Espinosa, de las diez Bienales Internacionales de Poesía Experimental, A.C. (1985-2015).


NOTAS, FUENTES Y REFERENCIAS
1. La era neobarroca, de Omar Calabrese, con introducción de Umberto Eco.
2. Crónicas Marcianas, de Ray Bradbury.
3. Revista Plasmas, de Daniel Rivera, artista multimedia. Revista de filosofía ética científica y ciberculturas.
4. De Las Mutaciones, ensayos sobre ciberculturas y poesía visual, de Araceli Zúñiga.
5. “Encuentro, Cultura y Civilización en el Siglo XXI”, Araceli Zúñiga, Las ideas sociológicas de Isaac Asimos,
6. Ciclo Las Fundaciones, Centro Nacional de las Artes (CENART). Viernes 18 de septiembre de 1998.
7. (*) Fragmentos del ensayo “De Las Mutaciones”, de Araceli Zúñiga, publicado en el libro “las Humanidades y las Artes entre dos Siglos y dos Milenios”, por el Consejo Académico del Área de las Humanidades y de las Artes, UNAM, 2000.
8. (*) Fragmentos del ensayo publicado –número 59- en la revista de arte virtual Escaner Cultural (www.escaner.cl).

0 comentarios:

Publicar un comentario

Recordamos a nuestros lectores que todo mensaje de crítica, opinión o cuestionamiento sobre notas publicadas en la revista, debe estar firmado e identificado con su nombre completo, correo electrónico o enlace a redes sociales. NO PERMITIMOS MENSAJES ANÓNIMOS. ¡Queremos saber quién eres! Gracias.