Header Ads

  • Lo nuevo

    POESÍA Al hijo desaparecido | Antonio Rubio Reyes

    Kiana Mosley

    La persona que amas puede desaparecer
    Charly García

    No tiene sentido cerrar los ojos después de muerto

    caen como lluvia las flores que vestían
    al poeta que andaba lanzando versos
    desde el olvido y el exilio: ahora no escribe
    más libros y su nombre carga cierto estigma

    me he dedicado a marcar las banquetas
    y los muros del baño público en busca
    de la salvación de tu memoria

    ¿acaso lloverán también nubes y ocasos
    en las calles durante el resto del año?

    ¿y si tu mano, hijo, se soltara de mi mano
    para sostener la gota nube de una flor?
    ¿y si tu cuerpo que es mi cuerpo
    diera la espalda al mundo?

    quizá no tenga sentido cerrar los ojos después de muerto

    la muerte separa sólo
    a muertos de otros muertos
    extraños de otros extraños

    esa relación que tiene uno con la muerte
    es más estrecha y firme que la que tiene uno con la vida
    todos me piden que ame la vida afirman que la vida es olvido
    desconocen que estoy enamorado de tu muerte tan mía
    por eso pido que me entierren contigo
    para que compartamos nuestra muerte
    si me vas a querer después de la muerte
    guárdame un espacio cerca de ti
    poco importa que tu tumba sea país entero

    y cuando seamos polvo y seamos uno
    puesto que no existe manera
    de distinguir al polvo del polvo
    al fin tendrá sentido
    cerrar los ojos. 


    ANTONIO RUBIO REYES (Ciudad Juárez, 1994). Estudió Literatura Hispanomexicana en la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez. Ha publicado en las revistas Paso del Río Grande del Norte, Bitácora de vuelos, Juárez dialoga y Cuadernos fronterizos.

    No hay comentarios

    Recordamos a nuestros lectores que todo mensaje de crítica, opinión o cuestionamiento sobre notas publicadas en la revista, debe estar firmado e identificado con su nombre completo, correo electrónico o enlace a redes sociales. NO PERMITIMOS MENSAJES ANÓNIMOS. ¡Queremos saber quién eres! Gracias.