Diana Eréndira Reséndiz: creadora transdisciplinar


Conversamos con Diana Reséndiz sobre poesía, el proceso creativo, influencias, el mundo transdisciplinar en el que vive y en el que genera su obra. También hablamos de su libro De mi mano brotan burbujas de agua, que publicaremos próximamente. Le agradecemos el tiempo destinado para responder a la entrevista. Esperamos que ustedes, lectores y amigos, la disfruten tanto como nosotros. Los invitamos a comentar y compartir.

—Bitácora de vuelos ediciones (BVE): ¿Definición de poesía?

—Diana Eréndira Reséndiz (DER): Es la síntesis del lenguaje que procura tres espacios: el del canto (ritmo y matemáticas); el de la enunciación del mundo desde la unión de lo presuntamente desunido —decir árbol y pensar verde—; y el de la mirada interna como expresión de la experiencia sensible.

— (BVE): Acercamiento a la lectura

— (DER): Anterior a la lectura conocí la ficción: ser hija única me llevó a construir historias donde la acción dramática era el núcleo lúdico, además de pertenecer a la generación de los ochentas con las Barbies y las telenovelas, que fueron el caldo de cultivo perfecto para la escritura.
Mis padres y maestros de primaria me acercaron a la lectura con la serie "Serendipity" de Fernández Editores, y con una biblioteca familiar, que si bien era pequeña, ofrecía un buen panorama de la literatura universal a través de las Enciclopedias de la época.
De mi tía favorita recuerdo curiosear entre sus pertenencias, transcritos a mano poemas de Bécquer, Machado y Storni.

— (BVE): ¿Cómo te impactaron tus primeras publicaciones?

— (DER): Mi primer cuento lo escribí a los seis años, luego tuve traspuntes poéticos propios de la adolescencia en demasía inocentes. Mi quehacer poético como tal, viene de la mano de la dramaturgia. El mundo disciplinar que me formó fue el teatro, en donde mis textos contenían poesía en el diálogo en sí. Antes de ver una publicación mía, conocí un texto mío escenificado con toda la complejidad que requiere un poema para hacerlo performático. Después de unos años, en los que me he formado como creadora transdisciplinar, la poesía se ha convertido en el dispositivo del lenguaje en el que quiero profundizar y que me da la posibilidad de unir lo que parece no estarlo.

— (BVE): ¿Cómo es tu día de creación literaria?  

— (DER): La madrugada es mi tiempo de escritura, hay una calma y silencio que me permite introspección; pero durante el día, en las calles, en mi trabajo como productora escénica, mientras soy madre o en mi cotidiano entre las vecinas y lavar la ropa: los versos afloran. La emotividad de las experiencias del día a día, me dan una lucidez importante como tren que sale de la estación y llega a quien sabe dónde.

— (BVE): Háblame de este libro que publicaremos en BV Ediciones ¿Cuál ha sido su proceso? ¿Cómo se gestó? ¿Influencias? ¿Retos? 

— (DER): Este libro lo escribí específicamente para la colección de BV Ediciones, que es un impulso que respeto y celebro. Mi proceso persigue una reconfiguración de mi origen, a partir de la muerte de mi abuela paterna en abril y un atento aviso a las cuestiones que tienen que esperar o parar porque estoy emprendiendo distintos vuelos.
De influencias que me acompañaron durante su escritura recuerdo a Adrienne Rich, La estación violenta de Octavio Paz, el nuevo disco de Radiohead, Walter Benjamin y la melancolía de la izquierda; más los comentarios de un par de genios.

— (BVE): Tus proyectos actuales

— (DER): Trabajo una poética doméstica, donde la vivacidad del instante es lo que deseo capturar y una obra de teatro sobre cinco perfiles de mujeres y la sororidad de por medio.
Junto con Asunción Pineda desarrollo La pollería cultural. Este proyecto, para mujeres amas de casa, intercambia a través de un taller una experiencia de creación artística por un pollo entero crudo.

DIANA ERÉNDIRA RESÉNDIZ (México,1981). Dramaturga, poeta, productora escénica y creadora transdisciplinar. Egresada de la Licenciatura en Literatura Dramática y Teatro por la UNAM, con especialidad en dramaturgia. Su trabajo poético se ha publicado en la revista digital Bitácora de vuelos y en Hysteria. Se han montado sus textos: El cuerpo enamorado (Dir. Luis Escárcega), Alerostap o la pastorela al revés (Dir. Omar García) y Cuervos (Dir. Luis Santillán).
         Formó parte del equipo de trabajo de Mónica Raya al frente de la Dirección de Teatro UNAM. En el 2008 coordinó el Carro de Comedias de la UNAM -proyecto de teatro itinerante con mayor relevancia a nivel nacional-, con las puestas en escena El playboy del oeste de J. M. Synge y La Comedia de los errores de William Shakespeare, dirigidas por Alonso Ruizpalacios.
         En el 2010 participó como Asistente de Dirección, en el segmento Héroes y Mitos del Desfile del Bicentenario de la Independencia de México, (SEP), y formó parte de la Dirección de arte de la celebración Galas Identitarias de la Cruzada Nacional Contra el Hambre (CONACULTA y Gobierno Federal) en el 2014. Egresada del Diplomado Tránsitos, está interesada en la transdisciplina, creación poética, educación artística, gestión y producción escénica.
         Es cocreadora, junto con Asunción Pineda, de La pollería cultural, taller que participó en las Caravanas Culturales por la Paz en el Estado de Guerrero, intercambiando con señoras amas de casa, una experiencia artística por un pollo entero crudo.
         Es responsable técnico de la compañía Las musas de Botero y los Muy muy con la obra Amaramorir; productora de ÛDANA Plataforma de Creación Artística con las obras Autoinmune (Casa Actum 2015) y Chumki-Di: Hermana Mayor (El Milagro, 2016); y de Corvus Producciones con los montajes Ánimas  y Tradicional Pastorela Mexicana que en 2015 se presentaron en la Capilla y Claustro del Instituto Cultural Helénico.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Recordamos a nuestros lectores que todo mensaje de crítica, opinión o cuestionamiento sobre notas publicadas en la revista, debe estar firmado e identificado con su nombre completo, correo electrónico o enlace a redes sociales. NO PERMITIMOS MENSAJES ANÓNIMOS. ¡Queremos saber quién eres! Gracias.