Header Ads

  • Lo nuevo

    POESÍA Es un buen día para morir | Juan Bañuelos

    “El Rutas”, conocido ladrón, fue
    cercado y muerto el 29 de julio de
    1974 en su vecindad, por agentes
    de la policía, al no querer compartir 
    un botín.

    Últimas Noticias
    Un ominoso escarnio de puñales
    encapota los ojos del suburbio.
    Tiembla el tiempo y el patio y en el turbio
    lodazal suenan tiros policiales.
    Sangre, polvo, terror, caries dentales
    desafían la muerte. Y el disturbio
    deslizándose en un cuchillo gurbio
    en la esquina madrea sus vocales.
    Sombras. Ráfagas. Rabia que se trunca.
    Avanza por la calle la jauría
    de rifles y patrullas. Como nunca
    la madre ruega y grita entre la gente:
    Hijo, entrégate, es tiempo todavía
    Y “El Rutas” sólo empuña la ironía
    (ojos duros de estatua impertinente)
    atareado en romperle a la agonía
    la usura magra de su único diente.

    Poema tomado de Material de lectura


    JUAN BAÑUELOS (Tuxtla Gutiérrez, México, 6 de octubre de 1932-29 marzo 2017) fue un poeta, ensayista, editor y catedrático universitario mexicano. Nació en Chiapas en 1932, Bañuelos estudió en las facultades de Derecho, Filosofía y Letras; y en la de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM. Fue uno delos fundadores del grupo integrado por cinco poetas mexicanos que en 1960 publicaron el volumen colectivo La espiga amotinada, que reunía Puertas del mundo, de Juan Bañuelos; La voz desbocada, de Óscar Oliva; La rueda y el eco, de Jaime Augusto Shelley; Los soles de la noche, de Eraclio Zepeda, y El descenso, de Jaime Labastida. El vate chiapaneco obtuvo el Premio Bellas Artes de Poesía Aguascalientes 1968 por Espejo humeante; el Chiapas en la rama de Arte 1984 por su destacada aportación a la lírica de México; el Bellas Artes de Poesía Carlos Pellicer 2001 por El traje que vestí mañana, así como el Premio Xavier Villaurrutia y el Premio de Poesía José Lezama Lima por A paso de hierba.

    No hay comentarios

    Recordamos a nuestros lectores que todo mensaje de crítica, opinión o cuestionamiento sobre notas publicadas en la revista, debe estar firmado e identificado con su nombre completo, correo electrónico o enlace a redes sociales. NO PERMITIMOS MENSAJES ANÓNIMOS. ¡Queremos saber quién eres! Gracias.