HALO DE SERENIDAD

Entre mundos tantos, un sendero. Laberinto
seguro
indicando al pie su rumbo en alto cielo.

Un solo estar donde se debe, y la flor
de la confianza ofreciendo al sol qué luz y al viento
desde las albas su perfume.

Andar
como es debido.

Pasos que vuelven
al origen de la dicha, y saben
que allí va Dios también. Canción que canta
su inacabable historia, y es
tan contenta
por los caminos siempre
del universo yendo al alma.


DE ZAPOTLÁN LA TARDE

Tarde
de Zapotlán, emancipada
por el señorío infantil. Tarde
que vuelve ya
desde el crepúsculo
que en la memoria arde y se niega
a la omisión y al escándalo del sigilo.

Niebla a lo lejos
y como de misterio un rumor.
Un destello apenas y para siempre ya
y solamente
de purísimo candor. El bosque
y los niños dialogan, y el tiempo
les responde ahora con su única voz
que sabe
lo que los hombres a veces olvidan.
El futuro es éste.

Pero de Zapotlán la tarde
y sólo júbilos del mundo entero.


ELOGIO DE LO QUE IMPORTA

Agradece el sol de este día, Cecilia, su fulgor
en ti reverberando. El grandioso mar
de la alegría, más que nunca a tu sangre hoy venga.
Deja que el viento vuele. Las cosas
son como están. Pero con la palabra tuya la realidad erige y elige
lo que a tu ser convenga, Dios verdadero
en cada partícula de lo que hay.
Entre destellos de mil colores
un tan brevísimo
lapso es la vida. Como los amaneceres, canta
y sueña
y de su luz bebe el néctar.
Hoy las flores dicen tu nombre, hermana
y el mundo se parece a ti.
Vive viviendo
siempre
de toda eternidad el instante mágico
la única verdad de este aquí
y de este ahora
y ven
y con el alma
que ama y amada se siente vuelve
y vuelve a dar las gracias.


JULIO CÉSAR AGUILAR (Ciudad Guzmán, Jalisco, México). Poeta, ensayista y traductor de inglés. Cursó la carrera de Medicina en la Universidad de Guadalajara; posteriormente realizó una maestría en Artes en Español en la Universidad de Texas en San Antonio y un doctorado en Estudios Hispánicos en la Universidad de Texas A&M, de la cual obtuvo una beca postdoctoral. Actualmente es profesor en Baylor University. Su obra se ha traducido a varios idiomas y ha sido publicada en diversos países, tales como Irán, España, Estados Unidos y Perú. En 2017 recibió la Presea al Mérito Ciudadano por el Gobierno de Zapotlán el Grande. Es autor de las siguientes colecciones de poesía: Rescoldos, 1995; Brevesencias, 1996; Nostalgia de no ser mar, 1997; Mano abierta, 1998; El desierto del mundo, 1998; El patio de la bugambilia, 1998; Orilla de la madrugada, 1999; Illuminated Mysteries/Misterios iluminados, 2001; La consigna y el milagro, 2003; Una vez un hombre, 2004, 2007; La consigna y el milagro/The Summons and the Miracle, 2005; Transparencia de lo invisible/Transparency of the Invisible, 2006; El yo inmerso, 2007; Barcelona y otros lamentos, 2008; Alucinacimiento, 2009; La consigna y el milagro/La convocazione e il miracolo, 2010; La consigna y el milagro, edición bilingüe español-árabe, 2011, y español-polaco, 2013, Aleteo entre los trinos, 2014, Perfil de niebla, 2016, y Don del fulgor, 2018. Traducciones suyas son Con ansia enamorada, de Irving Layton, 2004; Camino del ser. Antología: 24 poetas anglosajones, 2006; Pintando círculos, de Luciano Iacobelli, 2011; La costurera y el muñeco viviente, de Beatriz Hausner, 2012, y Pascal va a las carreras, de Janet McCann, 2015. En 2017 publicó el libro de entrevista Reconstrucción de Ángel Escobar en la voz de Marina Cultelli.