La estadística es una ciencia según la cual todas las mentiras se tornan cuadros. Pitigrilli

Ella estudiaba psicología por la mañana, por las tardes acudía a un centro de la tercera edad porque deseaba apoyar a las personas que ahí se encontraban. Le gustaba leer y amaba a su madre quien la adoptó de pequeña. Fui su maestra por dos años. Una mañana de sábado me encontraba dando clases cuando me avisaron que un accidente le había ocurrido. No, no había sido un accidente; la habían encontrado sin vida, la habían asesinado. Su pareja sentimental huyó desde hace cuatro años y nadie ha dicho más.
       En México según datos de la ONU (Organización de las Naciones Unidas), 6 de cada 10 mujeres se han enfrentado algún incidente violento durante su vida, y más del 40% ha sufrido alguna agresión sexual. Sé que ustedes y yo vemos por la calle o en oficinas de gobierno cada 25 de cada mes a mujeres y hombres con el color naranja, denunciando (dicen) las violencias que sufren las mujeres. Pero ¿qué tanto de verdad concientizan estas personas? ¿Se ponen en marcha acciones sustantivas por parte de los gobiernos? ¿Simulan?
       Noviembre es el mes en que recordando a las hermanas Mirabal[1] se conmemora el Día Internacional de la No Violencia Contra la Mujer[2], aprobado por la Asamblea General de las Naciones Unidas en diciembre de 1999; por esa razón los edificios de mi ciudad se iluminan de naranja (excelente acción sustantiva ¿no?) Las mujeres a lo largo de la historia han quedado “invisibles” pero gracias a muchas que nos han antecedido se ha podido visibilizar la importancia que tenemos. Sí, es indispensable prestar atención a las mujeres y al género para comprender de forma adecuada muchas cuestiones de la norma práctica.
       En México no sabemos a ciencia cierta cuántas mujeres han perdido la vida por la violencia machista, no se les nombra o causa escozor decir Feminicidio[3]; aún no hay una metodología (que se unifique) y sólo se consideran como Homicidios. Sin embargo, todo un tiene un por qué y no han logrado entender cuándo nos están matando[4]
       En las aulas he tenido siempre más estudiantes mujeres, tanto en Bachillerato como en Licenciatura y Maestría; son ingenieras, economistas, arquitectas, enfermeras, comunicólogas, educadoras, literatas, contadoras, abogadas, químicas, farmacéuticas, historiadoras, maestras interculturales, actrices, psicólogas… por ellas, por mis amigas, por mis sobrinas, por mi madre, por mis compañeras de trabajo, por todas ellas levanto la voz y seguiré haciéndolo aunque no sea 25 de noviembre.

Recomendamos:
Selva Almada. (2014). Chicas Muertas. Random House
Liliana Blum. (2017) Monstruo Pentapodo. Tusquets

[1] https://bit.ly/2PbYP07
[2] 25 de noviembre
[3] “Comete el delito de feminicidio quien prive de la vida a una mujer por razones de género”, comienza el artículo 325 del Código Penal Federal. “Se considera que existen razones de género cuando concurra alguna de las siguientes circunstancias”.
[4] https://bit.ly/35ZgeQw

Itasavi1@hotmail.com
Facebook: Blanca Vázquez
Twitter: @Blancartume
Instagram: itasavi68