IMPLORACIÓN DE UN JILGUERO
EN CENTRO DE LA CUITA

*
Encuentro en el extremo romper de la raíz, la causa,
Sor Tristeza, tú que mejor lees a la izquierda del Sol.

*
Os imploro a orillas del mar contaminado, en perfil de gratitud,
aleja el vil destrozo del hábitat, ballenas y focas, así lo solicitan.

*
De los gestos radiantes de la luz sobre esta casa ecológica,
se consigue la flora de la posibilidad, otros días más para vivir.

*
Gran Arquitecto del Universo, no abandonéis tus criaturas;
al temblor de jalcas y entre matorrales protege conejos silvestres.

*
Es el orgullo de las azucenas el que emociona a mi humanidad,
y feliz ansío el tacto de la raíz del sol, causa y efecto.

*
El afecto con devoción a la Natura
cantando la libertad de lo posible.

*
Árbol Hombre, en conjuro la selva implora en un tañer vegetal
la no contaminación; también el mar, el viento y la conciencia.

*
Amistad de sentirme contento, latido que encerró la vida en mí,
hermanos de mi diseño, de esta pena y afilada flecha.

*
Adjunto momentáneos óleos del paisaje; así oleréis el incienso
cuando atravesemos el Jordán y rondemos las viñas del Señor.

*
Armonía que enarbolas los sentidos al despojo del tránsito,
todo espíritu, ente solar, imploro en acción y reacción.

*
Implora un jilguero ante leños ardiendo del sauce, pino y caoba;
no a la deforestación, sólo sirva la madera para cofre óseo.


RECONCILIO A LO RESECO
INSURGENCIA LLAMATIVA

*
A veces ni sé de mí, sino de la angustiosa fiebre cotidiana,
y así despertar mirando el levante que todo lo aclara.

*
Te conozco Mundo, nervio entretenido, ardor en mi poro,
desordenados continentes en tu rotación, globo terrestre y ozono.

*
Realidad, grabada en micras donde mis manos dan su presión,
y los deshielos invaden suburbios que decoran riscos y las colinas.

*
Reflexión en reconcilio de la otrora verde esperanza vegetal,
ante la proclama de los niños que nacen en insurgencia llamativa.

*
Existencia, templo donde la campana suelta sus pájaros sonoros,
y la soledad se divide entre sí, en azucenas viejas.

*
Eres el rostro del día depositado en las alboradas.
Existencia, en mis pómulos signas el paso de los años resecos.

*
Me conoces como el mar sobre el que pende la azarosa tormenta,
y vengo irreverente desde las rocas a las olas sobre las mareas.

*
Te pienso en el ocaso, cuando el sol cae en lontananza,
espléndida naranja que el infinito deja caer de sus manos.

*
Es la nueva infancia la cual convoca a un nuevo amanecer,
desde el sabio diálogo de la cucula enalteciendo su destino paloma.

*
Os dije Mundo, mientras organice mis días y zarpe al mañana,
brillará mi alma, abierta flor de corpulencia nazarena.

*
Recibiré mis afanes en el reconcilio, en hondura y vitalidad,
y volveré cual nave a saludar el puerto enorme de la búsqueda.  


CONCIERTO FLORAL
REGRESO DE LA VISIÓN

*
Invernales bosques de ciprés surgen bajo el sol relojero,
y los días, son espinas que crecen entre los zarcillos.

*
Desobedecen la paz de los jacarandás,
con la indiferencia de la rosa del amor que el picaflor rapta.

*
Cuando ha llovido toda la noche,
se evidencia la calmada sed de los pétalos de la flor de Cantu.

*
Descolgué por la escalera del vacío en regreso de la visión,
a mi Profundo, a mi dócil silencio y ante la primavera.

*
Leí tus ojos, cartilla de infancia, girasol sorprendido,
volviendo al concierto floral: la margarita, el clavel y el gladiolo.

*
Aquellos modales de la Natura,
desnudos por la garúa y súbditos de la luna blanca y circular.

*
Es nuestro hábitat, señales de alquimista y crisol de utilidades,
mientras surca el sol al aire en el infinito, bendición de solsticios.

*
Los mangos empiezan a florecer, los pájaros trinan inéditos,
y regreso con la visión de hacer de mi vida una estación con luz.

*
La alegría continúa en mi pensamiento como nido de ave fénix,
y los olores de los floripondios me ennoblecen, elogio a mi edad.  

 *
Niña realidad, pequeña eres ante el enigma de la madre Natura,
así he visto el saber que supera lo inmediato, lámpara en vigilia.

*
Mi conciencia del Eterno, atrae a mi fe al concierto de auras,
y cada individuo con su color que proyecta desde eje de energía.


BETHOVEN MEDINA (Trujillo, Perú, 1960). Ha obtenido importantes premios nacionales e internacionales, entre otros: Segundo Premio "Juegos Florales Universitarios del Perú" (Tacna,1979), Segundo Premio Juegos Florales "Javier Heraud" (FEP, Lima 1980), Segundo Premio V Concurso "El Poeta Joven del Perú" (1980), Premio Internacional de Poesía "Mairena" (Puerto Rico, 1985) , Premio Juegos Florales Nacionales Ciudad de Guadalupe (1999),  Segundo Premio de la II Bienal de Poesía Infantil ICPNA (2007), Premio Internacional de Poesía “Ciudad de Aguas Verdes” (2009), Premio a la Excelencia Literaria UHE (Puerto Rico, 2015), Premio en el III Congreso Miguel de Cervantes de  Sociedad Argentina de Escritores -Unión Hispanomundial de Escritores (Argentina, 2017) y Finalista VI Certamen de Poesía Hispanoamericana La Lira de Oro (Ecuador, 2017). Ha publicado los poemarios Necesario silencio para que las hojas conversen (1ra. Edic. Cuadernos Trimestrales de Poesía, 1980; 2da. Edic. Revista Hispanoamericana Norte, México, 1982; 3ra. Edic. Runakay, 2002), Quebradas las alas (Edic. Cuadernos del Hipocampo, 1983; 2da.edición Gaceta Virtual, 2010, Argentina), Volumen de vida (Edic. Colección Homenaje Centenario César Vallejo, 1992; 2da. edición Orem 2011), Expediente para nuevo juicio (Arteidea Editores, 1998),Y Antes Niegue sus Luces el Sol (Arteidea Editores, 2003, 2da. edición Fondo Editorial  UPAGU, 2012)), Antología Esencial (Petroglifo, Huaca Prieta, 2005),Cerrito del Amanecer (poesía infantil-juvenil, Ediciones Katequil, Ornitorrinco y Papel de Viento Editores, 2007),  El arriero y la montaña bajo el alba(Edición UNC, 2009),  Ulises y Taykanamo en altamar (Fondo Editorial UPAGU, 2012), Chelita Encantadora (Novela Infantil, Altazor, 2013) y Éxodo a las siete estaciones (Fondo Editorial Municipalidad de Cajamarca, 2016), Edición extraordinaria, antología general de la poesía en la Libertad (1918-2018) (Fondo Editorial de la Municipalidad de Trujillo, 2018) y De los andes al río de la Plata en coautoría con Alfredo Villegas Oromí (Fondo Editorial de la Universidad Privada Antenor Orrego, 2019). Sus poemas se han difundido en México, España, Argentina, Puerto Rico, Chile, Ecuador y Alemania.