Alguien me dijo
que mis poemas en verdad
no cambiarán el mundo.
Yo respondo que sí
que ciertamente mis poemas
no cambiarán el mundo.
PATRIZIA CAVALLI
 
Ha muerto a los 75 años una de las voces más singulares de la poesía italiana escrita por mujeres, me refiero a Patrizia Cavalli (1947-2022). Originaria de Todi, se instaló en Roma en 1968, donde conoció a Elsa Morante, quien la impulsó para emprender la carrera poética. En 1974 aparece su primera obra: Le mie poesie non cambieranno il mondo (Mis poemas no cambiaran el mundo), un título en el que se perfilan algunas de las vetas que recorrerán sus versos: el dolor, el amor, el placer; en suma: variaciones de la afectividad humana exploradas con una mirada profunda y sutil.
 
Autora de una docena de títulos, su obra ha sido traducida a numerosas lenguas y celebrado por la crítica de distintas generaciones.  Recupero algunas declaraciones en torno a su obra:
 
“Patrizia Cavalli ha sido una de las voces más interesantes de la poesía italiana de los últimos años. Poetisa apartada y reservada, cultivó con discreción las razones de la escritura con la conciencia de dar una voz digna a su propio yo lírico.”
Nicola Vacca
 
“Su léxico es mixto e híbrido, pero su dicción es inevitablemente pura. Se intuye enseguida que es precisamente la pureza de las dicciones el objetivo para el que escribe. Cuando una cosa se dice con precisión, la mente se cura del malestar, de la enfermedad de la inexactitud.”
Alfonso Berardinelli
 
“Una de las cosas que más me gusta del italiano de sus poemas es la forma en que su lengua, tan contemporánea, hace uso y vuelve a dar vida a ciertas técnicas tradicionales.”
Geoffrey Brock (traductor de Cavalli al inglés)
 
“Las palabras se convierten, a través de la pluma de Patrizia Cavalli, en catalogación de una experiencia humana que con demasiada frecuencia parece esquiva, aérea, descontada. Escribir significa detener el tiempo, darse una forma, interpretar un sentimiento de ramificación. Pero en esta reflexión no hay verdades ni definiciones claras. Están, más bien, los claroscuros de los que se disfraza la existencia humana, las ambigüedades del deseo, la reflexión que está dispuesta a corregirse, a veces a contradecirse. Y tal vez, en el fondo, esta investigación no llega, sino nuevas preguntas -en un continuo, imparable, flujo de conciencia.”
Rebecca Molea
 
Escribir, para Cavalli, es entrar en un estado que oscila entre la pasividad y la espera, pero también entre esta esfera si se quiere receptiva, serena, y la exaltación por arrojarse intempestivamente al mundo.”
Diego Bentivegna
 
 
POEMAS
 
Qualcuno mi ha detto
che certo le mie poesie
non cambieranno il mondo.
 
 Io rispondo che certo sí
le mie poesie
non cambieranno il mondo.
 
Alguien me dijo
que mis poemas en verdad
no cambiarán el mundo.
 
Yo les respondo que sí
que ciertamente mis poemas
no cambiarán el mundo.
 
*
 
Non ho seme da spargere per il mondo
non posso inondare i pisciatoi né
i materassi. Il mio avaro seme di donna
è troppo poco per offendere. Cosa posso
lasciare nelle strade nelle case
nei ventri infecondati? Le parole
 quelle moltissime
 ma già non mi assomigliano più
 hanno dimenticato la furia
 e la maledizione, sono diventate signorine
un po’ malfamate forse
ma sempre signorine.
 
No tengo semen que esparcir por el mundo
no puedo inundar los mingitorios ni
los colchones. Mi avaro semen de mujer
es poca cosa para herir. ¿Qué puedo
dejar en las calles, en las casas
en los vientres infecundos? Las palabras,
muchísimas de ellas
aunque ya no se me parecen;
han olvidado la furia
y la maldición, se han vuelto señoritas
quizá con un poco de mala fama,
pero señoritas al fin.
 
*
 
La pioggia mi riporta
i pezzi dispersi
degli amici, spinge in basso i voli
troppo alti, da lentezza alle fughe e chiude
al di qua delle finestre finalmente
 il tempo.
 
Me trae la lluvia de nuevo
las piezas dispersas
de los amigos, hacia abajo empuja los vuelos
demasiado altos, refrena las fugas
y cierra finalmente ante las ventanas
el tiempo.
 
*
Ai morti cosa importa
se li dimentichiamo? Non sanno niente,
neanche di esser morti. Ma siamo noi
a sapere che non sanno, o almeno
noi crediamo che non sanno: cosí credendo
li mettiamo in salvo. Ma questo a noi
non serve: i vivi infatti
s’immaginano morti e, per di piú,
morti dimenticati, e con un fatuo
dolore anticipato, pure credendo
che da morti non sapranno,
irragionevolmente si disperano
di essere cosí presto abbandonati.
 
¿Qué les importa a los muertos
ser olvidados? No saben nada,
ni siquiera que están muertos. Pero somos
nosotros que sabemos que no saben,
o al menos creemos que no saben,
y así creyendo los salvamos. Sin embargo,
bien poco sirve esto: de hecho,
los vivos se imaginan muertos, más aún,
muertos que ya olvidamos, y con un fatuo
dolor anticipado, creyendo aun
que una vez muertos no sabrán,
sin razón se desesperan
por estar abandonados tan prontamente.

~ ~ ~

Patrizia Cavalli (1947-2022). Poeta y traductora.  Elaboró traducciones de textos extranjeros para el teatro. Colaboró con la RAI con dos obras radiofónicas: La bella addormentata (1975) e Il guardiano dei porci (1977). Como poeta, ha publicado los siguientes libros en la editorial Einaudi: Le mie poesie non cambieranno il mondo (1974), Il cielo (1981), Poesie 1974-1992, que reúne los dos primeros libros y una nueva entrega titulada L’io singolare proprio mio, Sempre aperto teatro (1999), Pigre divinità e pigra sorte (2006) y Datura (2013).

  ~ ~ ~

 

HIRAM BARRIOS (Ciudad de México, 1983). Escritor, traductor y crítico. Es autor de los libros de ensayo El monstruo y otras mariposas (UNAM-Naveluz, 2013) y Las otras vanguardias (UANL, 2016); de los títulos de aforismo Apócrifo (Ajenjo, 2014; 2ª ed., UNAM-Naveluz, 2018) y Artimañas (Lima, Perú: Quarks Ediciones Digitales, 2021); y de los compendios Lapidario. Antología del aforismo mexicano (FOEM, 2015; 2ª ed., 2020); y Aforistas mexicanos actuales (Sevilla, España: Apeadero de Aforistas, 2019). Traductor del italiano. Preparó las antologías de Eros Alesi: Voces paranoicas. Bitácora inédita (Cuadrivio, 2013) y Mamá Morfina. Poesía reunida (Laberinto, 2021). En coordinación con Donato Di Poce, editó los compendios Silenzi scritti. Aforismi. Antologia Bilingüe Italiano-Spagnolo (I Quaderni del Bardo, 2020), y Clandestini / Clandestinos (I Quaderni del Bardo, 2021), ambos publicados en Milán, Italia. Ha escrito prólogos para autores de ambos lados del Atlántico. Preparo la edición crítica Gotas tóxicas. Aforismos y minificciones de Sergio Golwarz (Cuadrivio, 2015; 2ª ed., 2021) y la antología poética Zarrapastra (Mapa de obra) (Guatemala: 400 Elefantes, 2021) de Andrés Cisnegro (pseudónimo de Andrés Cisneros de la Cruz). Incluido en antologías de México, España, Italia y Perú. Algunos de sus escritos se han traducido al inglés, al croata y al italiano. Forma parte de la Redacción de la revista-blog Zona di Disagio, en la que colabora con artículos y traducciones al italiano.