CULTURA DIGITAL Reminiscencias del futurismo




A principios de siglo y casi durante todo el siglo XX apareció una nueva forma de Arte que centraba su atención en lo inimaginable, se abandona la forma y línea renacentista. Pablo Picasso en España es quien se reconoce como el experimentador que con más claridad atinó a representar la nueva realidad surgida tanto de la verdad evidente que la cámara fotográfica ya sustituía al pintor común.

La originalidad de la obra de los Bragaglia, Anton Giulio (1890-1960) y Arturo (1893-1962), su lugar como pioneros en todo caso de las búsquedas de Vanguardia se encuentra desde la publicación de sus manifiestos sobre Fotodinamismo desde 1911 inspirados por el Los Fundamentos y Manifiestos del Futurismo publicados un par de años antes por Francisco Tomasso Marinetti en donde se loaba a la Guerra, se promulgaba el “amor al peligro” y la “destrucción de Museos y Bibliotecas” entre lo más remarcable.






Muy pronto, los Bragaglia empezaron a experimentar dejando el disparador de la cámara apretada frente a modelos en movimiento con fondo negro y a encontrar en los rastros del desenfoque y el barrido, los mejores testimonios del engaño de la vista:

“Eso que nos causa fascinación sobre los Sentidos, la vertiginosa expresión de la vida, la vívida invocación del magnifico sentido dinámico con el cual el Universo vibra intensamente.”



Texto editado
Fuente: animacion110


0 comentarios:

Publicar un comentario

Recordamos a nuestros lectores que todo mensaje de crítica, opinión o cuestionamiento sobre notas publicadas en la revista, debe estar firmado e identificado con su nombre completo, correo electrónico o enlace a redes sociales. NO PERMITIMOS MENSAJES ANÓNIMOS. ¡Queremos saber quién eres! Gracias.