Header Ads

  • Lo nuevo

    POESÍA Mar Océano | Adán Echeverría



    Hace muchos años
    en el inicio de todo
    los días no eran tan nublados como hoy
    el sol no parecía estar tan enojado como hoy
    y la tierra no era tan seca
    como la que solemos pisar hoy

    Todo era oscuridad
    nos dicen
    ¿y por qué habríamos de creerles
    a esos magos del viento
    que no supieron cuidar nuestro planeta?

    Mejor será
    comer pan tostado con mermelada
    viendo la televisión
    y escuchar historias de marineros
    de vientos que mueven las velas
    y canciones saladas
    que nos llevan hacia el Mar

    El Mar que todo se lo come
    el Mar que todo lo ve
    el Mar como esa caricia
    la espuma sobre nuestra piel

    ¡Súbanse que nos vamos a la playa!
    Por el camino por la carretera
    la voz de papá y sus instrucciones siempre serias
    y los ojos de Larissa
    en el retrovisor:
    ¡habrá que sacarle la lengua!

    Tienes que sentir cómo cambia la brisa
    mientras nos alejamos de la ciudad
    Salimos al campo rumbo a alguna playa
    para corretear un poco
    y perseguir a las olas
    que nos quieren morder los dedos de los pies

    Papá dice:
    Un fantasma se llamaba Ramón
    sabía de asustar niños
    pero con las niñas
    siempre tenía pendiente
    porque le faltaban dos dientes
    y siempre perseguía un ratón
    Mi papá tan ocurrente
    siempre sabe sonreír


    "Mira Diana ya se ve el Océano"
    Tengo que sacar las manos de los bolsillos
    o se me pegará la arena por tanta mermelada que llevo en los dedos
    "Diana querida no saques las manos del auto"
    Mi abuela sonríe
    mis hermanos se hacen gestos
    mientras juegan videojuegos

    ¡Oh qué profundo tan azul
    de ese Mar que me contempla!

    ¡Atraparé un delfín
    para montarlo!
    "Mira las gaviotas. Vamos por ellas"
    ¡Espérenme que se me caen
    las chancletas!

    Aquella caracola
    que traes en el pecho
    el hogar sería de todos mis secretos
    si la malvada ola
    no la hubiera dejado
    escondida en esta arena

    Los barquitos de concha que se ven tan silenciosos
    extrañan seguramente sus tesoros de almejas
    con sus granitos de perlas
    ahora prendidas de alguna oreja

    Cuántos niños corren por la playa
    ¡Mira esa montaña! ¿Es la arena?
    No. Es un pobre manatí que ha muerto
    por el aspa de una lancha
    que ha cortado su cabeza
    He querido llorar

    Los brillos de sol en el mar
    parpadean sus ojitos en la espuma
    ¿Has perdido el traje de baño Esteban?
    Corriendo siempre corriendo
    Ese niño no se queda quieto
    sus huellas borra la mar

    No me pueden atrapar. "Eres una estrella de mar"
    Larissa no me alcanzas. "Eres un hipocampo"
    Eres una aguja. Un bagre bigotudo
    Eres una anguila. Anguila no. ¡Y eléctrica!
    No llores Larissa. No es verdad.
    No eres una anguila
    "Ven acá pequeña. ¡Soy un tiburón!"

    Esta peluca de sargazos. ¿Me queda bien?
    "Solo si quieres parecerte al monstruo del pantano "
    Del mar. El monstruo del pantano pareces tú
    ¡Larissa! Me está diciendo cosas Elí
    "Acabemos ya pequeño"
    La monstruo del Mar Océano
    "Si tú lo dices"

    Y el Mar Océano que se come a los piratas
    y el Mar Océano que se traga a los turistas
    Préstame unos tiburones Mar Océano
    No hice la tarea y mañana vendré a verte otra vez
    nuevamente. Estirado como un plato
    ¿dónde han ido tus oleajes? ¡El Mar Océano no puede contenerse!

    Soy el Mar Océano    dice la péqueña Diana
    Soy el Mar Océano con cabello de sargazo
    y el viento viento viento sopla que sopla en mi espalda
    ¿Dónde están todos tus piratas Mar Océano?
    Quiero esa luna        dámela

    La monstruo del Mar Océano
    que todo lo puede que todo lo devora
    como dice mi papá
    Devoraré las corcholatas
    ¡Guácala saben a óxido!
    "Ya deja de decir tonteras Diana Luz"

    ¿A dónde vas pequeño marinero?
    "Déjame Diana"
    ¿Sigues molesto porque te regañaron?
    Ya no estés molesto. Te perdono
    Soy el Mar Océano y te regalo mis gaviotas
    "Las gaviotas no son tuyas Mar Oceáno
    o como quiera que te llames"

    Soy la Monstruo del Mar Océano
    y tú tienes que obedecer ¡Quiero mis gaviotas!
    "Pues corre tú para atraparlas"
    Corre corre que ahí viene la arena
    El hombre de arena nada puede
    contra La monstruo del Mar Océano
    ¡No me eches arena en la cabeza!

    Querido Mar Océano quiero ser como tú
    guardar la luna en cada parpadeo
    y jamás dejar de ronronear.
    Quiero llenarme la cara con el naranja del atardecer
    y en cada beso de arena y agua olvidar la prisa de todos los días





    Saber de todos los ciclos naturales
    que van y vienen como las olas: abajo, arriba, de nuevo para abajo
    ¡Esta agua que no se queda quieta!
    Todo pasa a través de ti
    las lluvias los ciclones el frío los enamorados
    y esos  barcos que siempre se van
    ¿Tráeme un beso de alta mar?

    Mis queridos marineros no quise hundirlos se los juro
    ustedes que no ceden en se empeño
    y siempre quieren pescar de más
    "Mira los peces Diana" ¿Dónde dónde?
    "Ven con nosotros Mar Océano"
    Está muy fría esta agua. No quiero meterme.

    Ay estos océanos que se tragan tantas cosas
    se tragan las historias se tragan los rencores
    se tragan los pasados se tragan los trajes de baño
    y si se tragan los visores, díganme: 
    ¿por qué entonces vomitan a mi hermano Esteban?
    ¿no pueden tragárselo? "Diana, no digas eso."
    Solo bromeaba

    ¡Soy el Mar Océano!
    ¿Otra vez? Pero si te da frío meterte al mar
    Soy el Mar Océano que canta toda la noche
    "El Mar Océano que agita toda la tarde y no se calla"
    Me trago el sol y enciendo las estrellas
    y en toda profundidad de cristalinas aguas
    mi voz solo es submarino que volverá a tierra alguna vez

    ¡Oh cuántos delfines esta noche hay entre las olas!
    ¡cuántas sardinas van brincando!
    Papá no quiero que los pesques Pobrecitos
    Papá súbeme a tus hombros Vamos papi
    alcanza a los delfines
    "No puedo Diana Luz. No soy tan rápido"

    ¿Acaso no eres marinero?
    Soy biólogo marino pero…
    Yo creí que papá era amigo de los delfines
    amigo de Neptuno
    Es catastrófico para esta monstruo Mar Océano
    una familia tan terrestre

    Mi hermano Elí ama comer pescado
    Mi hermano Esteban ama los castillos de arena
    Yo amo las gaviotas cuando comen de mis manos
    Adoro hundir mis pasos en la arena
    que el viento juegue con mi cabello
    y perseguir con la vista esas olas que nunca jamás se quedan quietas






    Esta noche en la fogata papá y Larissa han ido a caminar
    Esteban y Elí juegan al soccer en la arena
    Abuelita está sentada junto a mí
    y el sonido de las olas me besa las orejas
    Arriba millones de estrellas
    el fósforo abre sus ojitos entre las olas
    ¿qué quieres contarme lucecita?

    Nada como seguir en esta playa
    mirando aquel oleaje repetido
    que siempre me habla de mi misma
    Cuando crezca seré una navegante
    "Serás lo que quieras, preciosa Diana Luz"
    Papá sí que sabe divertir a los Monstruos.
    Dame un beso querida Mar Océano.

    Mira este cadáver de pez abuelita
    Mira mis huellas en la arena
    La fría arena la húmeda arena
    Esa lengua de mar que se lo come todo
    Ese sol que desapareció ¡qué tímido!
    No te da miedo el Mar, Dianita
    Yo nací del Mar querida abuela

    Cuando crezca seré una navegante
    iré por todos los océanos del mundo
    "Para eso tienes que estudiar mucho Diana"
    Para ir por el Océano solo tengo que embarcarme
    y para embarcarme tengo que tener mucha arena en la cabeza
    mucha espuma en los ojos mucha sal en el pecho mucho aire en los labios
    mucha noche en los cabellos Para navegar necesito luz en la mirada
    Solo eso

    ¿Dónde ha quedado la noche? 
    ¿Qué cosa dices repetido oleaje?
    Amanece. Duermen los niños
    La mar está quieta
    En la oscuridad una sonrisa de espuma
    viene a contemplar el campamento

    Diana Luz sigue en la orilla
    "Pero niña te va a dar una pulmonía
    ¿No tienes sueño?"
    Abuelita. El Mar Océano estuvo despierto toda la noche
    ¿Nunca duerme? ¿No se aburre de la monotonía?
    Su canción es tan relajante

    Nunca duermen las sirenas
    los tiburones sí duermen
    también las manta rayas
    a pesar de tanto movimiento
    duermen también los barcos
    en sus motores y velas

    Yo soy la Monstruo Mar Océano
    y siempre que voy ya vuelvo
    en estas aguas encendidas de luz
    mi espuma es la bienvenida
    a todos los que me traen sus sueños
    Es este Mar risueño tan lleno de carcajadas
    Esta luna que no se quiere esconder
    y el sol ya va saliendo

    Corran hacia el agua corran niños
    "¡Vamos Diana vamos a nadar!
    Cárgame en tus hombros papá
    tan sólo tengo cinco años
    y del Océano
    ya me he llenado el alma


    ADÁN ECHEVERRÍA. Mérida, Yucatán, (1975). Premio Nacional El Búho 2008 en poesía, Nacional de Poesía Tintanueva 2008, Nacional de Poesía Rosario Castellanos, (2007), Estatal de Poesía Joven Jorge Lara (2002). Becario del FONCA en Novela (2005-2006). Poemarios: El ropero del suicida (2002), Delirios de hombre ave (2004), Xenankó (2005), La sonrisa del insecto (2008) y Tremévolo (2009); Cuentos: Fuga de memorias (2006) y la novela: Arena (2009). Compiló en Disco Compacto Del silencio hacia la luz: Mapa poético de México. Autores nacidos en el período 1960-1989 (2008).

    Ilustración | Xanthippe Tsalimi

    No hay comentarios

    Recordamos a nuestros lectores que todo mensaje de crítica, opinión o cuestionamiento sobre notas publicadas en la revista, debe estar firmado e identificado con su nombre completo, correo electrónico o enlace a redes sociales. NO PERMITIMOS MENSAJES ANÓNIMOS. ¡Queremos saber quién eres! Gracias.