ESCAFANDRA Si me matan | Blanca Vázquez


No hay barrera ni cerrojo que puedas imponer a la libertad de mi mente.
Virginia Woolf
Se revientan las redes, se levantan voces, se marcha, se exige, se expone, se comparte #SiMeMatan, se habla, se comenta, se busca que haya entendimiento por parte de la sociedad y nada. El feminicidio tiene (desafortunadamente) una diversidad de variantes, a través de él es que se puede observar la violencia exacerbada con la que mujeres convivimos todos los días; no importando ni la edad, el origen o la clase social. El patriarcado en el que las sociedades se han desarrollado marca relaciones sociales que mantienen como eje rector la dominación del hombre hacia la mujer.
         Marta Lamas ha mencionado en muchas ocasiones que una mujer es más que un cuerpo condenado por su biología, pero la falta de perspectiva de género en el sistema educativo –por ende en todas las instituciones-, orienta la dominación a un elemento de control sobre el cuerpo y la libertad de las mujeres. Las mujeres que han sido asesinadas no solo en México sino en diversos países ven estos hechos como consecuencias de un “deber ser” quebrantado por la mujeres porque rompemos el mandato que la sociedad nos ha impuesto y entonces se culpabiliza a la víctima y el Estado y los medios de comunicación vuelven irrelevante los hechos convirtiéndolos en mercadotecnia; no hay un interés por desistematizar este constante forma de injusticia hacia las mujeres.
         Simone de Beauvoir, Virginia Woolf, Mary Wollstonecraft, Kate Millet, Gioconda Belli, Doris Lessing, Sara Sefchovich, Bárbara Jacobs, Silvia Molina, Herta Muller, Graciela Hierro, Margaret Atwood, Marguerite Yourcenar, Marcela Serrano, Rosa Montero, Rosa Nissán, Dolores Castro, Enriqueta Ochoa, Sir Hustvedt, Nélida Piñón, Anais Nin, Almudena Grandes, Andrea Jeftanóvic, Silvia Plath, Wislawa Szymborska, Cristina Peri Rossi…tantas escritoras, mis amigas escritoras, mi editora, mis compañeras académicas, mis amigas, mis familiares mujeres… tantas mujeres que tienen una historia, que tienen una vida. Una vida que es en algunos casos mutilada por una injusta realidad en la que nos ha tocado vivir. Llevamos varias olas del Feminismo y pareciera que avanzamos un paso y retrocedemos dos.
         Terry Eagleton[1] mencionaba que la esencia de la política feminista es donde las imágenes y la experiencia escrita y dramatizada deberían adquirir especial significación. Sé que un hashtag no cambiará el estado de las cosas pero visibiliza a las mujeres que sí tenemos miedo de ser asesinadas; tenemos valentía para seguir denunciando y exigiendo paridad y equidad, no como una prebenda, sino como un derecho humano.

Para leer:

1. Feminicidio 
2. Feminicidio: Una perspectiva global 
3. Feminicidio en México 

Correo electrónico: itasavi1@hotmail.com
Facebook: Blanca Vázquez
Instagram: itasavi68
Twitter: @Blancartume

_________
[1] Eagleton, Terry. Una introducción a la Teoría Literaria. México, FCE, 1998.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Recordamos a nuestros lectores que todo mensaje de crítica, opinión o cuestionamiento sobre notas publicadas en la revista, debe estar firmado e identificado con su nombre completo, correo electrónico o enlace a redes sociales. NO PERMITIMOS MENSAJES ANÓNIMOS. ¡Queremos saber quién eres! Gracias.