POESÍA Las flores del camellón soleado | José Cháirez


TU PIEL EN BRAILLE

Quiero atravesar el laberinto de tus labios
y vencer al minotauro que es el tiempo
contra el reloj de las ansias de amarte
de libar en cada poro de tu piel
el agua bendita que emana de tus días
untados en la sabia de esta noche.
Porque eres la mañana que camina
entre las flores del camellón soleado
a punto de parir a las ocho de la mañana
de un día tibio de septiembre.
Deja deletrear el pergamino en Braille
que llevas en tu piel, recorrer el abecedario
impreso entre tus poros
con los pulpejos del deseo y el trote de mis labios.
Deja  detenerme sobre tu ónfalo de porcelana
cáliz de tus caderas y beber de él,
la sabia dulce de la tinta impresa en tu piel.
Oh cáliz de tu vientre, dermis mortuoria
esparce  sobre mi faz  la marea contenida
entre los sollozos  y los gemidos de la noche
para arrebatarle al dios  Eros alguna migaja
de lo que lleva entre las manos
de eso, llamado amor.

ATRIO ROJO DE TUS LABIOS

I

Son tus labios el atrio rojo de un atardecer en el campo
Cenzontle de las 400 voces, utiliza alguna de ellas
y acaricia el oído suave de musita, ojos claros
                                                para un overbendig vespertino
El viento le mece los cabellos a la noche
escucha un canto, arrebola el velo en tu cabeza,
y cae sobre los hombros tiernos y su espalda.
No dudes del viento cuando grita por tu ausencia
y lleva entre sus garras el aroma de tu piel
instilado entre las flores de una mañana recién nacida
                                                                                        a tus pies.

II

El desdén en tu andar es una hecatombe
inasible     perpetua en mis sentidos
El ocaso del día   ilumina tus labios con ese rojo carmesí
y deambula el atardecer hacia el invierno ya anunciado
Sobre el viento va corriendo tu mirada    (no se hacia qué lugar)
pergeñando los sonidos entre las dunas cafés claras
granos de arena recién alumbradas
en el mapa de tu piel
en el atrio de la estación donde dejaste
                                 mi tuyocardio fragmentado

III

Se acicala el pelo la mañana
                                               con su luz,
alumbra la sonrisa recién nacida entre tus labios
                                                                                   y tú
con la mirada en el horizonte, divisas el rocío que cae
entre las hojas de este valle inundado de tu aroma y baña
al viento que me trae la esencia evaporada de tu piel
murmullo de la madrugada, siroco en el desierto
que aúlla tu ausencia
que grita en silencio por tus labios.

AMO TU OMBLIGO

Amo tu ombligo, oasis en el desierto de la piel
ojo de agua para calmar la sed de mis ansias
timbre vivo de tu pubis, déjame lamerte y abrir la llave
del manantial que tienes entre las caderas
para que viertas en mis labios la miel de tu entrepierna,
sabia dulce y tibia que me da el sabor de tu esencia de mujer.
Déjame abrevar entre las raíces de tu piel
y saciar la sed en la piel 
en el vaivén de tus caderas
en el venir de los días


JOSÉ CHÁIREZ (Torreón, Coahuila, México). Asistió al taller literario de Saúl Rosales en el Teatro Isauro Martínez. Ha publicado en la revista Estepa del Nazas, en el fanzine del grupo Nit y en el periódico Sin Censura. Poemas suyos aparecieron en el libro colectivo Las lenguas dementes. También publicó poemas en el libro Tesgüino, editado por la Universidad Autónoma Agraria Antonio Narro. Es autor del libro de poemas Restos áridos (2013). Publica en la página de Voces buitres y otros graznidos algunos poemas traducidos a la lengua Tseltal y en español. Algunos de sus textos fueron compilados en el libro Palabras vivas, voces y cuentos indígenas en la Laguna (2015) por el Ing. Fabián García Espinoza, edición bilingüe Español y lengua Indígena, editado por la UAAAN.

Imagen | Google

0 comentarios:

Publicar un comentario

Recordamos a nuestros lectores que todo mensaje de crítica, opinión o cuestionamiento sobre notas publicadas en la revista, debe estar firmado e identificado con su nombre completo, correo electrónico o enlace a redes sociales. NO PERMITIMOS MENSAJES ANÓNIMOS. ¡Queremos saber quién eres! Gracias.