Header Ads

MINIFICCIÓN Hallows' Eve | Manuel Sauceverde


YŪREI

Anoche estabas tan borracho, mi señor Mishima, que te metiste en mi cama en vez de regresar a tu sepulcro. Lo bueno es que hicimos el amor como dos tigres endemoniados. Lo malo es que le diste un susto terrible a mi marido: Yasunari-san murió antes de terminar su testamento…


HELSING

La sombra no existe; lo que tú llamas sombra es la luz que no ves.
Henri Barbusse

Me irrita el zumbido que hacen los vampiros cuando vuelan o se aparean. Los no-muertos son como zancudos, pero a diferencia de éstos, ya no sucumben con el insecticida. De hecho, en los últimos años se han vuelto adictos a los compuestos químicos para matar insectos. A veces están tan intoxicados que olvidan ocultarse del sol: no es raro verlos quemarse en el aire después del mediodía. Sin embargo, es muy difícil exterminarlos cuando infestan una casa. En eso se parecen a las cucarachas.


Z

Nuestro error fue abrir el sepulcro de Lázaro de Betania aquella mañana; el de Jesús, resucitar a su amigo. Lázaro llevaba cuatro días muerto y despertó con hambre. Mucha hambre…


LA GULA DE CHARLES DOMERY

En caso de haber alternativa, nunca probaría el pan o las legumbres.
G. H. Wilson, The Eccentric Mirror

En noches de luna llena, el apetito de Charles Domery es monstruoso. Sus comilonas para cada plenilunio incluyen cantidades descomunales de los más diversos manjares: pavos rellenos, lechones en salsa de manzana, salmones gratinados, pasteles de cordero y ganso, codornices a la pastora...
Sin embargo, sus reservas de comida jamás son suficientes y, en altas horas de la madrugada, siempre descubre horrorizado que sus despensas, alacenas y refrigeradores están vacíos. Es entonces que, en un arrebato de ansiedad, Domery empieza a comerse las uñas de sus dedos; pocos minutos después, absorto en su voraz compulsión, les arranca con los dientes pedacitos de pellejo; enseguida, considerables trozos de carne. 
            Así, a medida que pasa el tiempo, Domery devora con violencia cada músculo y nervio de su cuerpo. Pero nunca logra apaciguar su hambre: la gula de un hombre lobo es insaciable.


Estos cuentos forman parte del libro Universos perpendiculares 
(Narrativa, Editorial Lectio).


▁▁▁▁▁▁▁▁▁▁▁▁▁
MANUEL SAUCEVERDE es Doctor en Economía por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y pertenece al Sistema Nacional de Investigadores (SNI). Por un lado, ha publicado diversos artículos científicos en revistas especializadas nacionales e internacionales. En el 2017 obtuvo el Premio Internacional de Investigación Emilio Fontela, otorgado por la Sociedad Hispanoamericana de Análisis Input-Output y la Universidad de Oviedo; y en el 2016, el primer lugar en el Premio Internacional de Documentos de Trabajo, otorgado por el Banco Central de Bolivia y la Asociación de Pensamiento Económico Latinoamericano.
Por otro lado, ha obtenido varios premios de narrativa, poesía y música, entre los que destaca el primer lugar en el Premio de Cuento de Ciencia Ficción “Año Internacional de la Física” (UNAM, 2005). Su obra literaria aparece en las siguientes antologías: La Otra (México, 2018), Ariadna Revista Cultural (España, 2018), Narrativas (España, 2018), La Gualdra (México, 2018), Periódico de Poesía, (UNAM, 2018), Narrativas (España, 2017), La Sirena Varada (Editorial Dreamers, 2017), Le Miau Noir (España, 2017), Nuevas Narrativas Mexicanas (Cuadernos de Foro Universitario, 2009), Diles que no me maten (UNAM, 2005), Te llamamos Muerte (UNAM, 2004), La graciosa estampa de la Muerte (UNAM, 2003), 900 años de Universidad 1553-2003- 2453 (UNAM, 2003), Susurro de Muerte (UNAM, 2002) y El espacio vive entre los muertos (UNAM, 2001).
En la actualidad es miembro del ensamble de música tradicional iraní Didar, el cual se ha presentado en diversos recintos mexicanos: Plaza Miguel Auza (Festival del Folclor Internacional, 2017), Auditorio Blas Galindo (Centro Nacional de las Artes, 2017), Plaza Juárez (Festival Internacional Quimera, 2016), Sala Manuel M. Ponce (Palacio de Bellas, 2015), Teatro Fantasio (Festival Internacional de la Cultura Maya, 2015), Museo Nacional de las Culturas (2014), Teatro de la Ciudadela (2014), y el Antiguo Palacio del Arzobispado (2013).

No hay comentarios

Recordamos a nuestros lectores que todo mensaje de crítica, opinión o cuestionamiento sobre notas publicadas en la revista, debe estar firmado e identificado con su nombre completo, correo electrónico o enlace a redes sociales. NO PERMITIMOS MENSAJES ANÓNIMOS. ¡Queremos saber quién eres! Gracias.