ACERCAMIENTOS Hacia una definición de poesía visual | Mónica González Velázquez

La poesía visual es sin duda, un género desconocido por los lectores de poesía en general y sin embargo, el que todos habrán visto y leído, aún sin ser conscientes de ello. “Se mira”, esa sería su particularidad y como su nombre lo menciona, es la visualización de la palabra, usando el potencial de la gráfica, el color, las texturas y la tipografía.

Más allá de las palabras, más allá de la imagen, la poesía visual entrelaza los códigos de ambas expresiones en un “comunicado gráfico”. Una de las disciplinas que ha absorbido las técnicas y tácticas de la poesía experimental, es el diseño gráfico. Pero la poesía visual como tal, sigue siendo un género casi en el olvido de los circuitos plásticos y literarios que han entrado en la gran feria del mercado del arte actual, a pesar de que ha estado presente desde las vanguardias, hasta nuestros días en la obra plástica y literaria. 

Hacía una prehistoria del género


Si nos remitimos a una prehistoria del género, la poesía visual data de la representación gráfica de la naturaleza en las pinturas rupestres o representación icónica de los objetos o fenómenos. Un ejemplo, lo encontramos en el valle de México, donde los Tlacuilos o primeros diseñadores gráficos, plasmaban en bellos códices la realidad a través de un sistema de gráficos. Y en la historia del arte moderno mencionemos a Marcel Duchamp (Francia), Rafael Alberti y Joan Brosa, en el caso de Madrid y Barcelona, respectivamente.

Pero la poesía visual, no sólo puede comprenderse como un lenguaje de signos, también es una representación de un pictograma que expresa sonidos o fonemas de una lengua. Todo trabajo experimental retoma los fundamentos en el arte antiguo, por ejemplo, el caligrama moderno, refundido por Apollinaire, tiene sus lejanos precedentes en los technopaegnia del periodo alejandrino griego y los carmina figurata latinos.

Acercándonos a otra línea de elementos comunicativos poéticos, tenemos los poemas-objeto, la poesía tridimensional, heredera de los ready-made de Duchamp (“esto no es una pipa”), que descontextualiza el significado habitual de un objeto para transformarlo en un elemento poético con nueva entidad.
El ready made nace con Marcel Duchamp. © Vidas famosas 
Hay muchos artistas que experimentaron estas formas de codificación del mensaje a través del uso de gráficos: Bretón, Marinetti, Jean Cocteau y Apollinaire, éste último, en su etapa Dadaista. Son célebres, por otro lado, sus “ideogramas”, en que la tipografía servía para “dibujar” objetos con el texto mismo del poema, en un intento de aproximarse al cubismo y como expresión del afán vanguardista de romper las distinciones de géneros y artes. Esta técnica hoy en día es denominada bajo el nombre de “poesía visual”.

En el caso de México podemos mencionar a José Juan Tablada quién a la par de Guillaume Apollinaire escribió caligramas, y no podemos dejar de mencionar a Octavio Paz y dos grandes poemas que retoman su forma en “la poesía concreta” “Piedra de sol” donde la amplitud de la prosa y el uso de versos endecasílabos forman una estela de arquetipos renacentistas, barrocos y simbolistas. En “Piedra de sol” se manifiesta la vanguardia pero también se despliega el espiritismo decimonónico y la imantación mitológica clásica y no podemos dejar de mencionar el poema “Blanco” escrito con una estructura y métrica para provocar una experiencia visual y auditiva.
Octavio Paz. “Parábola del movimiento” a Julio y Aurora [Cortázar]: Topoema con referencia al  el capítulo 56 de Rayuela. © Los topoemas de Octavio Paz
Damos un salto desde los poemas objeto para hablar de la letra sonora, la poli poesía, donde la voz y los sonidos se hacen verso y la materia, el objeto desaparecen. Encontramos su máxima expresión en la obra del compositor estadounidense John Cage que en su estudio sobre el sonido sentenció: “el silencio no existe”. En 1949 Cage dictó una conferencia que se titulaba “Conferencia sobre nada”. Su contenido íntegro fue el siguiente: “No tengo nada que decir, y lo estoy diciendo ahora”.

Del silencio nace la palabra o el arte de hacer poesía concreta

Umberto Eco en su libro sobre el signo, enumera una extensa recopilación de definiciones: “Representación de un objeto concreto”. Y ya que mencionamos el término concreto, la poesía concreta es la vertiente más centrada en la palabra como signo, utilizándola desde el punto de vista formal y semántico. Eugen Gomringer (Bolivia/Suiza) apunta que el hilo que une este género, es la observación, la experimentación y sobre todo el cuestionamiento.


En 1953 Gomringer acuñó el término “poesía concreta”, en analogía con el concepto de “arte concreto”. En sus poemas juega con la materialidad de la escritura y la tipografía, le sigue la pintura abstracta de su tiempo (que él denominó constructiva). Gomringer, en su manifiesto Vom Vers Zur Konstellation (desde el verso a la constelación) empieza a considerar al objeto estético como un objeto funcional.
 "Constellations" de Eugen Gomringer © El arte latinoamericano de nuestro tiempo
La poesía concreta, connota un proceso de escritura distinta a la versificada. Esta depende de la sonoridad y potencial oral de ser recitada para sus fines estéticos. En cambio, un poema concreto ocupa el espacio dado por la página como herramienta expresiva. Jugando con la disposición del texto sobre la hoja, es posible introducir otros elementos significantes no lingüísticos en la obra.

Frente a la ausencia de gramática oracional, el lector y el autor aceptan el espacio y la forma del lenguaje escrito como una gramática que abarca el poema entero. La razón por la que se denomina "concreta" es por oposición positiva al término "abstracta". Lo abstracto es aquello que se piensa extrayéndolo de su ser natural. Lo concreto no es otra cosa que lo que es, y un arte concreto se hace cargo de su material funcionalmente en vez de simbólicamente. Es decir, el poema concreto dispone todo lo necesario para la descripción de una idea en el texto: referencias, relaciones, jerarquías, construcciones y destrucciones. Por estos motivos la poesía concreta es altamente sintética: un mínimo de lenguaje expresando una idea puntual.

Diversas manifestaciones del arte y la literatura modernas, me llevan a dimensionar la poesía en diversas formas. En la actualidad, las nuevas tecnologías han aportado una nueva dimensión, mencionemos el arte-correo o mail-art; ahora también email-art; estaciones de fax de recepción de propuestas, laboratorios de experimentación de poesía sonora y demás mutaciones de la palabra escrita, que se generan y divulgan mediante convocatorias multitemáticas a través de las redes sociales.


ᅀᅀᅀ

Mónica González Velázquez (Ciudad de México, 1973). Egresada de la Escuela Nacional de Artes Plásticas de la UNAM de la Licenciatura en Diseño Gráfico. A la par cursó el Diplomado de Creación Literaria en la Escuela de la Sociedad General de Escritores de México (SOGEM). Editora y poeta. Ha publicado los poemarios: Tríptico de desamor (Fundación Cultural Trabajadores de Pascual y del Arte A.C., 2001), La luz y las sombras altas (Fósforo, 2006), Poesía reunida (miCielo ediciones, 2007), Las cosas últimas (Fridaura, 2008); Gran mal (miCielo ediciones, 2010) Glory box (miCielo ediciones, 2012), Las eternas rutas (Diablura editorial, 2013), El misterio de los mundos vulgares (Canapé ediciones, 2013) y la reedición de Glory box (El quirófano ediciones; Guayaquil, 2013).

Poemas suyos, también han sido incluidos en antologías de poesía en México, España, Nueva York y Argentina. Destaca La Palabra Transfigurada: 100 años de Poesía Visual Mexicana (Ediciones Del Lirio / CONACULTA 2014).

Becada por la Agencia Internacional de Cooperación Española para un proyecto de investigación literaria (2010), Mención honorífica en los certámenes anuales de poesía en Badajoz y Alicante (España, 2010). En el año de 2007, fundó miCielo ediciones proyecto literario independiente especializado en la publicación de poesía en formato de Libro-Objeto, o libro artesanal de colección con características no convencionales.

Como editora, destaca su participación en el XV Encuentro Internacional de Editores Independientes y Ediciones Alternativas (Punta Umbría, Huelva; España 2008), en Hispanic Heritage Month of York College (New York City; 2011, 2012) y en Printed Matter's LA ART BOOK FAIR. The Geffen Contemporary at MOCA (Los Ángeles, CA; 2014).

ᅀᅀᅀ

0 comentarios:

Publicar un comentario

Recordamos a nuestros lectores que todo mensaje de crítica, opinión o cuestionamiento sobre notas publicadas en la revista, debe estar firmado e identificado con su nombre completo, correo electrónico o enlace a redes sociales. NO PERMITIMOS MENSAJES ANÓNIMOS. ¡Queremos saber quién eres! Gracias.