#SISMOMÉXICO2017 Mi miedo | Blanca Vázquez


Todo el mundo trata de realizar algo grande, sin darse cuenta de que la vida se compone de cosas pequeñas.
Frank A. Clark

Estoy a puno de salir de casa, iré a cortarme el cabello. Pienso si debo dejarlo con el mismo estilo o si lo cambio, quizá el siguiente mes pueda teñirlo de rojo o tal vez me anime con algo más drástico. De pronto un crujir en las paredes, me mareo, pienso en estoy en mis días, qué me pasa, algo se mueve más fuerte, bajo las escaleras, llamo a mis perritas gritando: ¡Kyra, Lula, bajen! Están tan adaptadas a nosotros que no han sentido el movimiento de la tierra. Todo es confuso en mi cabeza, se comienzan a quebrar las copas de la cantinita que tenemos, el agua del estanque de las tortugas se sale, ellas se golpean entre sí, no saben lo que pasa. Tengo miedo, miedo… estoy sola y mi hijo está muy lejos… todos a los que amo no están… sólo mis pequeñas y yo juntas.
Alejandro Dumas[1] mencionaba que no hacía falta conocer el peligro para tener miedo; y que de hecho, los peligros desconocidos son los que inspiran más temor. Sé que tiembla porque hay vibraciones de la superficie terrestre generadas por un movimiento brusco y repentino de las capas internas (corteza y manto); me lo aprendí de memoria en la primaria… lo recuerdo. Pero me dan miedo, no puedo evitarlo. Sé que un día tengo que morir, es lo único certero en mi vida, pero tengo miedo, miedo a que se caiga mi casa, a que mi hijo no haya salido del 8° piso de la oficina en la que trabaja, que mi familia toda esté bien… miedo, estoy temblando, yo soy un sismo y enloquezco… lloro y estoy sola. Mi instinto hace que prenda la televisión y esto no para… creo que es un dejavú de 1985. 19 de septiembre otra vez, es cumpleaños de mi mamá y aún no le he hablado… tengo miedo y quisiera que ella estuviera conmigo, que tomara mi cuerpo y me acariciara y me dijera que todo está bien.
Todo empieza a calmarse, menos yo. Alguien me repite siempre que la mayoría de las personas tienen miedo a la muerte porque no han hecho nada de su vida, es una tontería, todos hacemos algo con nuestra vida… todos. ¿Por qué sólo se piensa que aquellos “famosos” de cualquier índole hacen algo con su vida? Yo he hecho algo con mi vida, amo, lloro, río, me enojo (creo que eso lo hago más veces al día) y no me arrepiento. Sí tengo miedo, más ahora que veo todo lo que está pasando, las casas se han caído, esos edificios se han desmoronado, hay vidas, historias… no es como el juego de Jenga en donde grito cuando se cae la torre, ahora tengo miedo… vuelve el temblor a mi cuerpo, mis dedos no se detienen… quiero saber, la incertidumbre me mata… no sé nada de ellos, de nadie… tan modernos y tan nada… somos nada.
Las leyes físicas nos sujetan, nos sentimos seres ultra modernos y ¡Pum! En cualquier instante algo puede arrasar con nosotros. Parecemos como decía Jaime Sabines[2] soldaditos de plomo y de carne y hueso…
A mí me encanta Dios. Ha puesto orden en las galaxias y distribuye bien el tránsito en el camino de las hormigas. Y es tan juguetón y travieso que el otro día descubrí que ha hecho frente al ataque de los antibióticos ¡bacterias mutantes!
Viejo sabio o niño explorador, cuando deja de jugar con sus soldaditos de plomo y de carne y hueso, hace campos de flores o pinta el cielo de manera increíble.

No es sólo este sismo que me tiene asida al sillón de mi casa, son todos los desastres naturales que han ido azotando a este planeta, no, nos son ellos, somos nosotros los que lo hemos jodido, lo jodemos todo con tal de sentirnos más superiores que la naturaleza, por ser descuidados y poco fiables al momento de construir, organizar, de hacer…de vivir.
Igual que en el momento de venir al mundo, al morir tenemos miedo de lo desconocido. Pero el miedo es algo interior que no tiene nada que ver con la realidad. Isabel Allende[3]

No dejo de tener miedo.



Contacto:
Correo electrónico: itasavi1@hotmail.com
Facebook: Blanca Vázquez
Instagram: itasavi68
Twitter: @Blancartume
Google+:  Blanca Vázquez



[1] Alejandro Dumas, escritor y novelista francés. Lo recordarán por El conde de Montecristo o Los tres Mosqueteros.
[2] Jaime Sabines, poeta mexicano, seguramente han leído Los amorosos o La tía Chofi.
[3] Isabel Allende, escritora chilena. Autora de Eva Luna y La casa de los espíritus


0 comentarios:

Publicar un comentario

Recordamos a nuestros lectores que todo mensaje de crítica, opinión o cuestionamiento sobre notas publicadas en la revista, debe estar firmado e identificado con su nombre completo, correo electrónico o enlace a redes sociales. NO PERMITIMOS MENSAJES ANÓNIMOS. ¡Queremos saber quién eres! Gracias.