Header Ads


POESÍA Hay algo enraizado y florece en el iris | Amado Ademar


A Cristian Aguilar Galindo

Compañero
                        te diré lo que amo,
                                    apóyate en mí.
No será mucho
            las palabras que deje:
                        torvas piedras aéreas,
gorjeo ancestral, mil cantos no pronunciados
                        y el agua que no sabemos beber.

Amigo amado, chiquillo mío, reposa
            que la roca blanca casi desaparece
            que este sonido óscular casi se extingue
            que la pluma no levanta su vuelo de grafía.

Soy un extraño en tu mundo de hombre bueno.

Sigo mi camino,
            pasa por tu casa.
                        Me recuesto,
           
                                                                                           del otro lado te encuentras.

~ ~ ~

No sé si eres tú
            el que se acerca
en ese
            ronroneo de gato
                        en dos ruedas
a ser domador del salvajismo de las curvas,
que trae consigo otros deseos.

                        El primer acelerón                 
                                    que embiste
                        algo invisible
                                    algo veloz
                                               algo que entra en mí
como la abeja polimerizando a la flor.

Pero estaba
                        en duda
                                         de que vienes montado
en una bestia de metálicas llamas
                        otra
                                    escupe fuego
                        otro
                                    rugido quemado
                        otro
                                    sacudir de tierra,
un crujir de palanca;  
                                               frena
                                                               y
                                                                       para.

Es duda
                        porque los kilómetros son memoria
y no le he sido fiel.
                        La traicioné
                        como perro atropellado.

Vacilo
                        porque lo verdadero resulta ser imitación.
Y no hay seguridad, aunque me ponga el casco
                        ni en estos caminos
                                    ni en estas señales.

El destino lo cambio; no llego al lugar que quiero.

Un neumático
                                    simplemente se desinfló
se le salió el espíritu que hace mantener su forma
y no hay repuesto para esos días usados.

~ ~ ~

Me gustaría que tuvieras nombre y rostro,
una dirección a la cual dejar mis marcas,
la imperfección de ser para ser,
y luego tuviéramos un lugar especial,
nuestro, que se salvaran los regalos,
detenido todo, vehemente,
que tu corazón cabe en el mío
como la foto en la cartera.
Desprendiéndonos de un segundo
movimiento en clave de sol,
más ligeros en la serenata
pues, aquí, hay algo enraizado
y florece en el iris.

Llámame
pero acércate,
más,
deja de ser eco de este claro,
deja de cegarme.
Transfórmame en ti
que solamente soy un sustrato
en el aleteo de tu piel;
quiero respirar, decir mi primera palabra,
desampararme de estos balbuceos
y tropiezos.
Acércame a tu otro nombre,
sé que es difícil pronunciarlo,
no tengo temor de morder la manzana otra vez
si este pájaro azul
vivirá junto a las estrellas
de tus labios.


AMADO ADEMAR (Tlaxcala, 1989). Es licenciado en Literatura Hispanoamericana por parte de la Universidad Autónoma de Tlaxcala. Fue becario de “Los signos en Rotación” Festival Interfaz–Issste, Acapulco 2014. Colaborador El sol de TlaxcalaLa culpa. Un poema suyo está incluido en el mediometraje Retrato a nosotras mismas. Ha tomado talleres de creación poética con Álvaro Solís, Armando González Torres y Gonzalo Escarpa. Ha participado en varios festivales y lecturas de poesía en Tlaxcala, Puebla, ciudad de México y Yucatán. Ha publicado en varias revistas electrónicas y la plaquette de poesía Hombre con complejo de soledad, El puente, 2015. Facebook: www.facebook.com/tenshi22. Twitter: @tenshitsuba

No hay comentarios

Recordamos a nuestros lectores que todo mensaje de crítica, opinión o cuestionamiento sobre notas publicadas en la revista, debe estar firmado e identificado con su nombre completo, correo electrónico o enlace a redes sociales. NO PERMITIMOS MENSAJES ANÓNIMOS. ¡Queremos saber quién eres! Gracias.