Header Ads


BLOG Ángel Uicab «la poesía puede ser lo que le venga en gana»


Les presentamos la entrevista que sostuvimos con el escritor Ángel Uicab. En ésta aborda lo que para él significa la poesía y cómo se conformó el libro Todo cabe en un poema sabiéndolo acomodar (Mención honorífica en el Premio Bitácora de vuelos, 2018), de próxima publicación electrónica por Bitácora de vuelos ediciones.

Ángel Uicab (Umán, Yucatán, 1988). Ha sido publicado en las antologías #ESCRIVIVEPLAYA (Greca, 2016) y Karst. Escritores de la península yucateca en 2016 (Catarsis Literaria el Drenaje, 2016). Textos suyos aparecen en revistas literarias, como Monolito, Carruaje de Pájaros y Revista Sin Fin.

Poesía

Para responder esa pregunta debo citar un fragmento de uno de los poemas de Todo cabe en un poema sabiéndolo acomodar: “De la poesía no puedo decir nada / que no se haya dicho / y no caer en el error”. (CERTEZA).
En fin, para dar una respuesta más adecuada, diré que la poesía es primeramente introspección; es decir, la radiografía de uno mismo y de su entorno, es el conocimiento de los temores y obsesiones. En Todo cabe… se puede dar uno cuenta que la obsesión o el motivo principal es el proceso de escritura del poeta y los problemas o tropiezos en el mismo.
Después, es comunicación, dado que soy persona de pocas palabras, encuentro en la poesía una de las mejores maneras de expresarme. También aquí entra el diálogo que se pueda tener con el lector por medio de los poemas. Al final, dependiendo de mi estado de ánimo, la poesía puede ser lo que le venga en gana: el medio para separarse de la realidad; la voz de un ángel, de una musa o de la diosa; el fuego que es capaz de tocar nuestras fibras interiores…

Primeras lecturas

Como en muchos de los casos, vengo de una familia de no lectores. Las primeras lecturas que recuerdo fueron las de los libros de Español Lectura, me leía todo el librito antes que la maestra diera la orden. Más adelante en la secundaria, descubriría fragmentos del Mío Cid, Cien años de soledad y, el libro de El Periquillo Sarniento; de allí que me interesara por explorar otras lecturas.

Primeras publicaciones

Uno de los primeros poemas que escribí fue en la secundaria, dedicado a los maestros en su día. El director me lo pidió y lo puso en el periódico mural, todos los maestros me felicitaron, y eso a un chico de alrededor de 13 años le eleva la autoestima. De las primeras veces que me publicaron fue en una antología de relatos #ESCRIVIVEPLAYA en Quintana Roo, y poesía en algunas revistas literarias, eso me decía que tal vez algo hacía bien y que debía seguir escribiendo y preparándome.

Escritura

Tengo que confesar que no soy muy disciplinado en cuanto a la escritura. Siempre tomo nota de todo lo que se me venga en mente, ya sea una frase, un verso, un poema entero; algo que me pueda ayudar en la construcción de un poema o un libro más adelante. No tengo un tiempo determinado para escribir. Muchas veces en el trabajo, en medio del estruendo de la construcción, del sonido de maquinarias, taladros, gritos, picos, palas y mazos —pues soy obrero, más específicamente, conductero—, se gesta un poema. Pero siempre procuro escribir a diario, ya sea un verso o una palabra.
Una de las actividades que me ayudan a escribir es la lectura, para mí es indispensable. Primero soy lector y luego escribo poemas.

Algunas reflexiones en torno a Todo cabe en un poema sabiéndolo acomodar

Como ya he dicho en líneas anteriores, uno de los temas principales del libro es el proceso de escritura del poeta y los problemas que conlleva. Se utilizan recursos como la ironía y el sarcasmo para evidenciar las debilidades y tropiezos, tales como el bloqueo creativo, la elección del título del poema o la elección del epígrafe. En sí, el libro es una parodia o una burla hacia mi procedimiento de escritura que, creo, pueden ser el mismo de muchos otros.
El libro hace un guiño a la obra de varios poetas. Primero, el título del libro remite a el poemínimo “La Ley I”, de Efraín Huerta; en la segunda sección se encuentra un poemínimo que surgió de la lectura de la obra de Eduardo Lizalde. Hay intertextos a la obra de Gertrude Stein, entre otros.

Proyectos actuales

Ahora investigo y escribo sobre pájaros y ciudades. De eso tratan mis siguientes proyectos.

No hay comentarios

Recordamos a nuestros lectores que todo mensaje de crítica, opinión o cuestionamiento sobre notas publicadas en la revista, debe estar firmado e identificado con su nombre completo, correo electrónico o enlace a redes sociales. NO PERMITIMOS MENSAJES ANÓNIMOS. ¡Queremos saber quién eres! Gracias.