Paulo Coelho encontró la alquimia en la literatura: convirtió el cuento La historia de los dos que soñaron, de Jorge Luis Borges en El Alquimista, novela que lleva 65 millones de ejemplares vendidos (2012). El brasileño escribió su novela en quince días en el año de 1987.
            Coelho es uno de los escritores más leídos en el mundo. Su obra se ha publicado en más de 170 países y traducida a 81 idiomas. En la página oficial del autor su biografía es limitada, pero figuran datos en donde se afirma que antes de dedicarse a la literatura fue dramaturgo, director de teatro, periodista y compositor. Arthur Dapieve, experto musical brasileño, reconoce que lo más recordado de la carrera como compositor de Coelho es el trabajo realizado con Raúl Seixas, quien es considerado el padre del rock en Brasil, ya que éxitos suyos aún siguen vigentes. El experto musical de O´Globo, asegura preferir al Coelho letrista que al escritor.
            Fernando Moráis es el biógrafo oficial de Paulo Coelho. En su investigación descubrió que el autor de El Alquimista sobrevivió a todo: Nació medio muerto, en coma, tenía que haber muerto al nacer y después por las drogas, por los electroshocks, por las prácticas satánicas, por la represión política de la dictadura brasileña, pero ha sobrevivido a todo. El título de la biografía es El Mago. Morais asegura que Coelho no soñaba con ser un buen escritor, él quería ser un escritor leído en todo el mundo. Y lo logró.
            La periodista Virginia Drake le realiza una entrevista al brasileño con el motivo de su novela más reciente, Hippie. Es recibida en la mansión del autor en Ginebra, Suiza y son atendidos por un elegante mayordomo. La periodista pregunta si lo marcaron aquellos años que narra en la novela. Coelho responde: Fue una etapa decisiva en mi vida y no tengo nostalgia porque sigo siendo hippie. Después de unas cuantas preguntas que cuestionaron su lujoso estilo de vida, contrario a la ideología hippie, El Mago se retracta: Lo retiro: yo no soy hippie. Además, no te puedo explicar mi pensamiento porque a cada momento me interrumpes. Borra todo y empezamos de nuevo. Momentos después, la entrevista cambia de tema y Coelho manifiesta que le inquieta para dónde va el mundo y las redes sociales porque la gente dice lo que piensa. Considera que aparentemente las personas se comunican más, pero no es cierto, y que la gente sólo se comunica con aquellos que piensan igual. El escritor critica las redes sociales, pero está inmerso en ellas: en Twitter cuenta con 15 millones y medio de seguidores y más de 35 mil publicaciones. En Facebook casi alcanza los 29 millones de seguidores. Para el final de la entrevista, el autor de El peregrino pide que se le hagan de nuevo algunas preguntas del inicio y Drake acepta: ¿Sigue siendo Hippie? Coelho responde: Sí, porque continúo con la misma filosofía: simplificar, no complicar, saber lo que uno quiere y respetar los valores. Hazme otra pregunta.
            Karl Erik Scohllhammer, profesor del departamento de letras de la Pontífica Universidad Católica de Janeiro y Doctor en literatura por la universidad de Aarhus en Dinamarca, escribe un artículo titulado La literatura brasileña contemporánea y su crítica. Karl Erik trata de desentrañar cuál es el papel de la literatura brasileña en el panorama mundial. Explica lo que Silviano Santiago, otro crítico literario brasileño, llamó inserción del lenguaje-Brasil en el mundo, para justificar lo que considera una lucha por la posición de la literatura creada en su país a nivel global, con la intención de recuperar la identidad nacional por medio de la expresión literaria. Aunque considera que hubo algunos factores negativos para esta forma de expresión artística los cuales abrieron la coyuntura para que un escritor como Paulo Coelho se convirtiera en un representante global. Scohllhammer señala lo que necesita la lengua portuguesa para retomar la identidad de su literatura nacional: intervenir en un diálogo real que no se reduzca a la verborragia mediática de los prejuicios y del lugar común. Precisamente allí los ha sumergido Paulo Coelho.
            El autor de bestsellers asegura que no les teme a los críticos literarios, es por eso que no los toma en cuenta. Sin embargo, él hace una crítica a la obra de Jame Joice, asegurando que Ulises, una de las obras que marcó una pauta para literatura contemporánea, le hizo mucho mal a la literatura. El escritor Enrique Vila-matas, en entrevista para Faro de Vigo, revira: El que lo dijo es el que más daño ha hecho a la literatura en los últimos tiempos, el escritor brasileño Paulo Coelho. Hago esta afirmación con la autoridad que me da el hecho de acabar de obtener con "Dublinesca" el premio al mejor libro extranjero publicado en Brasil en 2011, el premio “Cunhambebe”, en el que los finalistas eran dos premios Nobel: Vargas Llosa y Herta Müller; Don DeLillo y Philip Roth.
            En el Diccionario de Retórica y Poética de Helena Berinstáin se encuentra el concepto “literariedad”, cuyo fin es determinar el carácter literario de una obra en específico. Es decir, que este concepto define si una obra es literatura o es de otra clase. Jakobson coincide: el objeto de la ciencia literaria es la literariedad: lo que autoriza a distinguir lo que es literario de lo no literario. Otro aporte de la investigación de Berinstáin es en donde afirma que la literariedad es intemporal, y que se encuentra en las obras literarias de todas las épocas. Esto también significa que es cambiante y evolutiva: las normas estilísticas que hacían a una obra literaria en el año de 1605, no son las mismas que definen la calidad estética y, por lo tanto literaria, de una obra en el 2020.
            Según la Real Academia Española (RAE), la literatura viene del latín litteratūra, que significa “La formación de las letras”, y su definición es Arte de la expresión verbal. Raúl H. Castagnino (1968) entiende el concepto “literatura” como un ente abstracto y complejo, sin embargo cae en la idea de que la literatura es creación: algo que se levanta, una estructura mental apoyada en la palabra, estructura tangible; estructura temporal, además, que se corresponde con una realidad “artística”, entidad aparencial distinta de la realidad-real. (…) La literatura es arte de imaginería y apariencias, sugeridas por la palabra creadora.
            La obra del mensajero de paz de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), ha causado una controversia entre la comunidad literaria al dividir opiniones sobre su clasificación. Diferentes medios impresos y electrónicos, entre ellos El Heraldo de Colombia y Clarín de Argentina, publican una nota el día 30 de abril de 2019 en donde dos ladrones de celulares en Perú recibieron una sentencia judicial que consistió en leer y estudiar en el plazo de un año El Alquimista de Paulo Coelho y Padre rico, padre pobre de Robert Kiyosaki, además de otras sanciones. Resulta interesante que los medios señalen que el motivo de la jueza al dictaminar es por considerar estas obras como autoayuda.
            La literatura es un ente abstracto y amplio que abarca diferentes géneros. Algunos reconocen el género de autoayuda y otros lo desdeñan. La académica Mariela Ferrada Cubillos, en ensayo titulado Algo más que literatura de autoayuda: hacia una propuesta de bibliotecas de felicidad, defiende este género, aunque es consciente de su desvalorización. La autora del ensayo señala que la literatura de autoayuda representa las mayores ventas en la industria del libro (…), y que por lo tanto, se ofrece a los lectores contenidos estereotipados que promueven la reproducción social de soluciones, recetas o códigos de conducta, que provienen de un contexto sociocultural orientado al consumo, característica de las novelas de Paulo Coelho.
            En el ensayo ¿Por qué es tan malo Paulo Coelho? de Héctor Abad, El Alquimista tiene una trama elemental manifiesta en La morfología del cuento, obra de Vladimir Propp, la cual hace un estudio de los cuentos clásicos y encuentra una constante en las acciones de los personajes y en la trama de las historias. Existe una similitud estructural en El Alquimista de Coelho que corresponde a la sistematización de Proop, la cual se desmenuza a continuación:
            1. El héroe abandona la casa: Santiago, el personaje principal, se va de casa con una chaqueta, un libro y un rebaño de ovejas, inclusive ante la negativa de su padre, quien deseaba que fuera cura.
            2. El héroe es puesto a prueba: Santiago conoció a un anciano que en realidad era un rey. Éste lo incita a que vaya en busca de su “Leyenda personal”. En este momento, fue puesto a prueba: vender su rebaño y viajar a Egipto o estar condenado a ser siempre pastor de ovejas. Santiago inicia su viaje.
            3. El héroe se pone en contacto con alguien que le dará un don: Santiago conoce a una gitana que le interpreta un sueño en donde un niño le dice que vaya a las pirámides de Egipto y allí encontrará un tesoro. La gitana le pide a cambio 10%.
            4. El héroe recibe un objeto mágico: Santiago recibe a Urim y Turim, objetos mágicos que le pueden responder preguntas concretas.
            5. El héroe cae en desgracia: Santiago emprende su viaje hacia Egipto en busca de su “Leyenda personal”. En un bar conoce a alguien que le puede vender un caballo. Éste lo engaña y le roba el dinero que obtuvo de la venta de su rebaño.
            6. El héroe se traslada o es llevado al lugar donde está el objeto de su búsqueda: Después de que Santiago se emplea con un vendedor de cristales, para reponerse económicamente, es puesto a prueba de nuevo y se ve tentado a dedicarse a la venta de cristales, ya que tenía éxito económicamente. Después de esto, decide continuar su viaje hacia Egipto y se adhiere a una caravana que se dirige hacia allá.
            7. El héroe lucha con un antagonista: Santiago interpretó el vuelo de unos gavilanes, prediciendo una emboscada al campamento en el que se encontraba. El campamento fue invadido, pero defendido por 2000 hombres.
            8. El antagonista es castigado: El jefe de los invasores es castigado recibiendo una muerte sin honor: lo cuelgan de una palmera.
            9. El héroe se casa y sube al trono (u obtiene grandes riquezas): El corazón de Santiago le dice que llorará al llegar al lugar en donde está su tesoro. Escarba cuando llega al lugar. Lo encuentran unos ladrones y le quitan lo que tenía. Cuando les explica que está en busca de su “Leyenda personal” a raíz de un sueño en donde encuentra un tesoro en Egipto, el jefe de los ladrones se burla de él y le dice que también él ha tenido un sueño de un tesoro enterrado en el fondo de una casa y al pie de una higuera. Ésta era la casa de Santiago.
            La literatura es creación, son signos que se reflejan en los lectores, es belleza y emoción estética. La literatura es sonido y ritmo: un conjunto de palabras haciendo música y construyendo significados. Samuel Johnson, define la creación literaria como el arte de unir palabras y verdad por el llamado de la imaginación con ayuda de la razón.
            La novela más famosa de Coelho está escrita en tercera persona con un narrador omnisciente en tiempo pretérito y pretérito pluscuamperfecto. Su estructura es lineal. Carece de muestras de técnica en el proceso de escritura, de belleza estética y de recursos literarios, como se puede apreciar desde el primer párrafo: El techo se había derrumbado hacía mucho tiempo y un enorme sicomoro había crecido en el lugar que antes ocupaba la sacristía. En lo largo del texto Coelho abusa del tiempo compuesto (había derrumbado, había crecido), logrando que resulte cacofónico el abuso del fonema “ía”. La sencillez es una de las características que hacen a esta obra la más vendida de Paulo Coelho. De acuerdo a la investigación realizada, se define que El Alquimista se enmarca como una obra de autoayuda al proporcionar fórmulas casi mágicas para encontrar la felicidad: ir en busca de la leyenda personal.
            En el oficio de la promoción a lectura y la docencia es demasiado común encontrar que libros como los de Coelho son los preferidos de los jóvenes. Como resultaría autoritario negar o imponer obras a quienes se inician como lectores, lo ideal es acercarles textos de mayor calidad literaria a quienes se inician en la lectura, con la finalidad que se encuentren con la belleza, las emociones, el razonamiento y la visión crítica que pueden promover las obras literarias. Aunque se crea que la acción de leer es un acto pasivo y solitario, la lectura también es participar. Es encontrar el lugar en el mundo de cada individuo. Leer es un método para sembrar inconformidad, ya que el lector observa otros mundos que le permiten interpretar su realidad inmediata. Leer es caminar hacia la democracia y la participación. 

Fotografía de portada: diegomatus


ERALD AGUILAR (Torreón, Coahuila. 1989). Tiene estudios en Derecho y es licenciado en Deseducación Secundaria con especialidad en Español. Fue becario del Festival Cultural Interfaz, Los Signos en Rotación, Chihuahua 2016. Poemas suyos aparecen publicados en las revistas electrónicas Círculo de Poesía y Bitácora de vuelos. Es promotor de lectura. Colabora en el periódico digital Red es poder y en la revista literaria Cantaletras. Comparte su poesía en diferentes foros de lectura de auditorio y en eventos político-culturales.