Header Ads

  • Lo nuevo

    Poetas latinoamericanas, para celebrar el Día Internacional de la Poesía

    Kate Louise Powell

    Ramillete de voces, de búsquedas, de encuentros, pero también de aproximaciones / definiciones sobre las condiciones históricas individuales y colectivas que responden a cada país. Ramillete - Prisma. Es una lectura subjetiva, como lo es siempre que se antóloga o se selecciona. No obstante, lo que se pretende a través de esta muestra, es motivar la lectura o relectura de cada una de estas poetas. Es una propuesta nueva, por supuesto, si partimos del concepto de Claudio Guillen: “La antología es una forma colectiva intratextual que supone la reescritura o reelaboración, por parte de un lector de textos ya existentes mediante su inserción en conjuntos nuevos”. Esta recolección germina con voces necesarias para conocer la poesía actual, voces necesarias desde la perspectiva de lectores que merecen verse reflejados en las representaciones de dicha poesía. Este caleidoscopio de figuras y formas ofrecen para la posteridad, una muestra fehaciente de la pluralidad y fuerza de la poesía femenina latinoamericana, una poesía que encauza nuestra primavera.

    SELECCIÓN 
    Rossy Evelin Lima 
    Nadia Contreras


    AIXA A. ARDÍN PAUNETO
    (Puerto Rico)

    Se ríen las máscaras

    Las máscaras me miran desde sus pedestales
    como sombras que han estado ya en mi vientre
    y se ríen
    porque aún no las veo a tiempo
    aunque las reconozca
    aunque muchas veces haya dicho nunca jamás.

    El árbol

    El árbol casi estatua
    casi silogismo
    apertrechado contra la intemperie
    aferrado al estiércol,
    marimpuñado
    con un ardor soroco
    cimentándolo a su madre.
    Todo verdor.
    El árbol.


    Aixa A. Ardín Pauneto. Poeta nacida en San Juan, Puerto Rico en 1967. Recibió el grado de bachiller en Estudios Generales en la Universidad de Puerto Rico. En 1998 publicó su primer recopilatorio de poesía, Batiborillo (out of print). En el 2007 publica junto a otros 43 autores en la antología Los otros cuerpos, antología de temática gay, lésbica y queer desde Puerto Rico y su diáspora. En el 2008 sale a la luz su segundo poemario, Epifonema de un amor (out of print), un libro objeto con edición limitada de 200 ejemplares. Su tercer libro, La mano izquierda, se elabora en el 2010 en edición guerrillera artesanal como una antología personal de poesía social y cotidiana. Este tercer libro se hace disponible también bajo el formato de ebook, Kindle en Amazon. Su trabajo poético y narrativo aparece en la edición 2010 de Cachaperismos junto a la obra de 13 otras escritoras puertorriqueñas.


    ANA CECILIA BLUM
    (Ecuador)

    Voces de aguas

    Río parido del deshielo,
    acunado en el vértice de la roca,
    en la boca de la roca, en el muslo de la roca.

    Río que llevas la memoria del invierno,
    la saliva del oso, el salto del salmón,
    la reverencia del venado.

    Río que hablas en tu lenguaje de glaciares.
    Yo entro en ti y mi pie se sirve de tu beso frío.

    Río que pierdes tu cuerpo bajando por los pueblos,
    te encarcelan, te asesinan, te consumen.

    Río que ya no eres río, nunca más río,
    río que ya no llegas al mar.


    Ana Cecilia Blum. Poeta y ensayista peruana nacida en 1972. Licenciada en Ciencias Políticas y Sociales por la Universidad Laica Vicente Rocafuerte. Fue tallerista de la Casa de la Cultura Núcleo del Guayas. Estudió teoría literaria en la Universidad Católica de Guayaquil y sobre autores contemporáneos en la Universidad Andina de Quito. Colaboró con los suplementos dominicales Semana de Diario Expreso y Matapalo del Telégrafo; también fue reportera para la sección cultura de Diario Hoy. Desarrolló una intensa actividad literaria en su país no solo como escritora joven sino más aún como promotora cultural, por su labor fue nombrada Miembro de la Casa de la Cultura Ecuatoriana y de la Asociación de escritoras Contemporáneas del Chimborazo. Textos poéticos de Blum se incluyen en diversas antologías nacionales y extranjeras. Ha sido ganadora de varios premios y menciones. Sus libros publicados: Descanso sobre mi sombra y La que se fue.


    ANTONIETA VILLAMIL
    (Colombia)

    Poiesis de la sed

    Por todas las cosas pequeñas
    apostadas a su pequeña existencia
    tiradas por ahí guijarro
    en el zapato pelusa en el ojo
    exceso de polvo sobre
    grandes trazos que podrían
    juntar un universo y todas
    las grandes grandiosas formas
    entorpecidas por todo este arsenal
    de pequeñeces de naderías
    en boca de alguien que tal vez
    nunca será escuchado Aquí está
    su sed picando el pie cegando
    el ojo enviando la insistente
    mano a desplumarse a escribir
    algo por ellas por esas cosas
    tan pequeñas y tan letales.

    Esta es la zaga
    del pasto

    Aire verde de horizontes internos
    claro de luz en oscuros troncos
    hongo de esporas que caducan erguidas
    entre la espesa cabellera de una indómita tierra

    Cubre este cráneo nutriente
    esponja que absorbe la savia y se peina

    al viento cierne
    al agua invade

    Hojas de pasto que plantadas crecen
    velocidad de campos extensiones
    que te acercan a las raíces que te
    ancestran Los dedos te rozan oh pasto
    alimento de sí mismo

    lecho de un Orfeo
    sonámbulo


    Antonieta Villamil (Bogotá, Colombia 1962). Poeta bilingüe, editora y traductora. Premio internacional en 2011 al “Libro Latino de Poesía” en Los Estados Unidos: “2011 International Latino Book Awards / Poetry Book” al libro Acantilados del Sueño. En junio del 2001 fue galardonada con el “Premio Internacional de Poesía Gastón Baquero” en Madrid, por Los acantilados del sueño. Ha publicado: Acantilados del sueño, Fénix muisca, En lugar de los sueños, Diálogo de las ínfimas cosas, Soluna en bosque, Monólogos de transgresora, Brebaje de lo invencible, País al viento, Trueque de malinche, Golondrina de papel, Lamentación por el poeta, Una herida por otra, Casa al sur con luna, Adorada Bacatá y otros 13 libros inéditos incluyendo tres libros escritos originalmente en inglés.

    Kate Louise Powell


    CARMEN BERENGUER
    (Chile)

    Afuera sobre los llampos

    Marcial lamento de las horas
    transito por un rostro
    sin marcas ni pliegues
    simulando tus labios
    ese gesto

    Los ojos vueltos
    en el viento escrito: Ondas
    La mar pues bramando: Llama
    al ojo que le sonríe
    por el ojo que dice
    al otro ojo
    porque los ojos fueron sacados
    mamita
    para que nunca vieran


    Carmen Berenguer nació en Santiago de Chile en 1946 y pertenece a una generación que ha dado importantes nombres en lo que a poesía se refiere; cultiva la lírica y también la crónica y en varias ocasiones sus poemas han formado parte de antologías chilenas y latinoamericanas. En su labor como cronista ha colaborado con las revistas Hoja X Ojo y Al Margen y con notas esporádicas en diversos medios de comunicación de su país. Además, fue una de las fundadoras del Congreso de Literatura Femenina, espacio donde se debaten cuestiones sobre el papel de la mujer en el mundo de las letras. Entre sus obras más importantes, se encuentran Huellas de siglo, Naciste pintada y La gran hablada, y muchas de ellas han sido galardonadas con importantes premios; sin ir más lejos, por su última obra, se le otorgó en el 2008 el Premio Iberoamericano Pablo Neruda, convirtiéndose así en la primera mujer en recibirlo.


    CORAL BRACHO
    (México)

    Oigo tu cuerpo

    Oigo tu cuerpo con la avidez abrevada y tranquila
    de quien se impregna (de quien emerge,
    de quien se extiende saturado, recorrido de esperma) en la humedad
    cifrada (suave oráculo espeso; templo)
    en los limos, embalses tibios, deltas,
    de su origen; bebo
    (tus raíces abiertas y penetrables; en tus costas
    lascivas -cieno brillante- landas)
    los designios musgosos, tus savias densas
    (parvas de lianas ebrias) Huelo
    en tus bordes profundos, expectantes, las brasas,
    en tus selvas untuosas,
    las vertientes. Oigo (tu semen táctil) los veneros, las larvas;
    (ábside fértil) Toco
    en tus ciénegas vivas, en tus lamas: los rastros
    en tu fragua envolvente; los indicios
    (Abro a tus muslos ungidos, rezumantes; escanciados de luz)
    Oigo en tus légamos agrios, a tu orilla: los palpos, los augurios
    -siglas inmersas; blastos-. En tus atrios:
    las huellas vítreas, las libaciones (glebas fecundas),
    los hervideros.

    Coral Bracho. Nació en la ciudad de México el 22 de mayo de 1951. Poeta. Estudió lengua y literaturas hispánicas. Poemas suyos han aparecido en revistas y suplementos culturales de México, como Fractal, La Jornada Semanal, Letras Libres, Periódico de Poesía, Vuelta, entre otros, así como en revistas y antología publicadas en España, Francia, Italia, Finlandia, Canadá, Estados Unidos, Brasil y otros países de Latinoamérica. Becaria de la Fundación Guggenheim. Miembro del SNCA. Premio Nacional de Poesía de Aguascalientes 1981 por El ser que va a morir. Premio Xavier Villaurrutia 2003 por Ese espacio, ese jardín. Su poemario El ser que va a morir se incluye en la compilación Premio de Poesía Aguascalientes 30 años, 1978-1987, Joaquín Mortiz / Gob. del Edo. de Aguascalientes / INBA, 1997.


    KAREN VILLEDA
    (México)

    II. ISLA DE MAURICI

    Isla de Mauricio. Catorce brazos rivales llegan sanos y salvos. Juegan como albatros. Catorce brazos se agitan pausadamente, catorce sobacos que cortan dientes de león al ras. Mauricio eructa huesos. Mauricio abraza al hombre de manos toscas. Está rodeado por seis marineros, doce puños.

    ◊ ◊ ◊

    Seis marineros le pisan los diestros talones. “Era el único descalzo en el Güeldres.” Seis marineros que desean cercenarle los tobillos. Una navaja desafilada. Mauricio baila con El Almirante, manos toscas que se imponen sobre sus anchas caderas. Esteatopigia de arena. Manos toscas, luto, El Almirante jamás resbala.

    ◊ ◊ ◊

    Harina de trigo sarraceno, sal por puños. Tanta sal sin cuarenta y nueve sacos. Astillas de a montones, una pinaza orillada. Manos toscas tapándole la boca a Mauricio. No llueve, podemos quedarnos encallados en él. Rezamos con más fe ahora que nunca. El Almirante orina, dientes caen de bruces.


    Karen Villeda (Tlaxcala, 1985). A la fecha, ha publicado un libro para niños, Cuadrado de Cabeza. El mejor detective del mundo o eso cree él (Edebé Internacional, 2015), y cuatro poemarios: Dodo (Conaculta, 2013), Constantinopla (Posdata Ediciones, 2013), Babia (UNAM, 2011) y Tesauro (Conaculta, 2010). Es Escritora Residente Honoraria del Programa Internacional de Escritura de la Universidad de Iowa y ha sido Miembro Destacado de The Ragdale Foundation. Ha merecido, entre otros reconocimientos, el Premio Bellas Artes de Cuento Infantil “Juan de la Cabada” 2014 y el Premio Nacional de Poesía Joven “Elías Nandino” 2013. Ha sido becada por el Fondo Nacional para la Cultura y las Artes, Open Society Foundations y el Departamento de Estado de Estados Unidos. En POETronicA explora la relación entre la poesía y multimedia así como otros recursos tecnológicos. Poemas suyos han sido traducidos al árabe, francés, inglés y portugués. Ha publicado poemas también en Argentina, Brasil, Colombia, España, Estados Unidos, Guatemala y Venezuela. Su traducción del poema largo “Lamia” de John Keats será publicada este año por la Secretaria de Cultura y la Universidad Autónoma de Nuevo León.

    Kate Louise Powell


    MARÍA AUXILIADORA ÁLVAREZ
    (Venezuela)

    La casa de mi madre

    mi madre vive en su casa aún
    la lágrima es la casa de mi madre
    mi madre le dio una parte de la casa
    a cada hijo
    mi hermano mayor se llevó un cuarto
    todos tenemos casa
    en la lluvia de mi madre
    a veces arrecia la lluvia de nuestra madre
    con la ventolera
    nosotros le mandamos a decir
    que no preocupe del viento
    madre
    que llueva tranquila
    o entonces le decimos:
    Madre ría
    reír es igual que llorar
    reír viene de río
    riendo
    madre
    formamos ríos
    carcajada es tempestad
    carcajada es catarata
    de nuestra propiedad
    reparta de nuevo el río
    madre
    reparta de nuevo el mar


    María Auxiliadora Álvarez (Caracas, 1956). Poeta, traductora, artista plástico. Estudió Letras Hispánicas en Estados Unidos y Artes Plásticas en Colombia y Venezuela. Ha dado clases en varias universidades norteamericanas y en México. Ha hecho crítica literaria y cultural, y expuesto en diferentes ocasiones su trabajo plástico. Es miembro del Consejo de Latin American Studies Association (Sección Venezuela). Actualmente es profesora de literatura en Miami University (Ohio, Estados Unidos). Su obra poética se da a conocer en España, primero a través de la antología Diez de ultramar, de Ramón Cote, que publicara Visor, y después por los poemas recogidos en Las ínsulas extrañas (Fidalgo). Entre algunos reconocimientos obtenidos: el Premio de Poesía del Consejo Municipal de Cali (1974), el Premio Fundarte de Poesía (Caracas, 1990), y el Internacional Award María Pia Gratton (USA, 1999). Obras publicadas: Mis pies en el origen (1978), Cuerpo (1985), Ca(z)a (1990), Inmóvil (1996), Pompeya (2003), El eterno aprendiz y Resplandor (2006), Las nadas y las noches. Antología (que reúne casi toda la obra poética de Álvarez, 2009), Lugar de pasaje (Antología, 2009), Paréntesis del estupor (2009), La visita (2010).


    MATILDE CASAZOLA
    (Bolivia)

    Los cuerpos

    Amo mis huesos
    su costumbre de andar rectos
    de levantar un semicírculo
    para abarcar el cielo
    de encadenarse en filigranas diminutas
    para favorecer el movimiento;
    amo mis huesos con sus curvas
    sus salientes
    y sus cuevas profundas.

    Si hubiera sido insecto,
    también hubiera amado mis antenas
    como amo ahora mis ojos con sus cuencas
    y mis manos inquietas
    y toda esta estructura
    en la cual vivo
    en la cual soy completa.

    Y le doy gracias al discutido Dios
    de creación perfecta o imperfecta
    de existencia absoluta
    o no existencia,
    le doy gracias
    en uso
    de mi cuerpo y su esencia.

    Al menos, comprendo su intención:
    sé que era buena.


    Matilde Casazola. Nacida en Sucre, Matilde Casazola ha cultivado desde temprana edad la poesía y, posteriormente, la música, entrelazando ambas artes en la composición de canciones enraizadas en la tradición musical boliviana. Tiene hasta el momento publicado trece libros de poesía, y paralelamente nueve entregas en discos y casetes, interpretaciones en canto y guitarra de sus propias composiciones. Entre sus publicaciones más importantes se pueden citar Obra poética (Sucre, 1996, Imprenta Jurídica), que comprende doce de sus libros de poemas, y Canciones del corazón para la vida (Ediciones Gráficas E.G., La Paz, 1998).


    MAYRA SANTOS FEBRES
    (Puerto Rico)

    Espero mi pasado

    Espero mi pasado
    al pie de la escalera.
    La luz choca en mis hombros
    crece y se regala
    a mi intersección encogida.
    Todos los polvos suaves
    de todos los caminos se congregan en mis pupilas
    para deliberar sobre mi caso desahuciado.
    No hay órbitas, ni eclipses, ni palomas grises.
    Sólo estoy yo
    sentada al pie de la escalera
    con el universo revertido en mi cintura,
    con el sol hinchándome las axilas,
    con la soledad mamándome del seno.


    Mayra Santos - Febres. Escritora nacida en Carolina, Puerto Rico, 1966. Comenzó a publicar poemas desde 1984 en revistas y periódicos internacionales tales como Casa de las Américas de Cuba, Página doce de Argentina, Revue Noire de Francia y Review: Latin American Literature and Arts, en Nueva York. En 1991 aparecen sus dos poemarios: Anamú y manigua, libro seleccionado como uno de los 10 mejores del año por la crítica puertorriqueña y el El orden escapado, ganador del primer premio para poesía de la Revista Tríptico en Puerto Rico. En el 2010 la editorial Trilce de México publicó Tercer Mundo, su tercer poemario. Además de poeta, Mayra es ensayista y narradora.


    ROCÍO CERÓN
    (México)

    La sucesión de las cosas espléndidas

    a.
    Comencé los días sin Padre. En lo simple de las cenizas había sed, hartazgo de cosas ordinarias. Atragantado de tanta bilis supe que el tiempo era un mosaico de memoria y deudos:
                                          en el claro de este día el silencio es hermosura que habita entre mis dientes.

    b.
    Rendí a los hundidos —sepulcro— una reliquia de sombras, la habitual llamada de rabia del doliente. Alguien reconocible sobre el lecho me recuerda ahora que la ausencia —nudo— es una patria (cimiento, hoguera donde ya clarea, ya abre sitio, ya no arde la herida sobre el párpado):
                                                            enlazadas las manos, el milagro deja de ser artificio.

    c.
    Es él, el que da, retribuye los afectos. Él. Acumulándose en su fe. Él, suplantando la hoguera. Abreva de la desdicha: es un hombre sitiado. Un Dios sin rostro (acuérdate de mí Padre, acuérdate del balanceo y la infancia, acuérdate de la flecha y lo infinito), un hombre rehén de su memoria. Su cuerpo es presagio —mancha— vertiente atravesada por un lazo de sangre (acuérdate Padre, los hombres son sombra, la fe, guillotina).

    d.
    Es sei. La luz vacía. La masa delirante, arrastrada hacia el habitar, hacia tierra de lastras. La tarde —nunca en abril— donde una palabra (minúscula, intacta, sólo tres letras) establezca su reino. El tiempo donde los nombres regresen / yazcan / y salgan hombres al encuentro de hombres. La llegada de la raíz, la hora en que florezcan las sílabas y las piedras vuelvan a su lugar entre los muros de las casas. Un yo, un tú, un nuestro, un aquí, un fulgor profundo, una patria. Sea.

    e.
    Coloqué vestigios en las aguas (visibles sólo a los ciegos). En la oración escrita no había manos tendidas sólo un templo destruido / petrificada palabra que cortaba el rostro / un puño de tierra llevado por el viento:
                                                                            Era resaca, hábito de malestar afincado, angustia encadenada al cuerpo. Era hecho, trazo de aire entre brezales (si herida o mansedumbre / regazo o camposanto):

                                   Era mi Padre quien sonreía. Era la sangre de vuelta en casa.



    Rocío Cerón. Nació en la ciudad de México, el 19 de junio de 1972. Poeta, ensayista y editora. Estudió historia del arte en la Extensión Universitaria de la Universidad Anáhuac. En 2004, coordinó y produjo, junto con Carla Faesler, el CD de poesía y música electrónica Urbe Probeta. Becaria del programa Jóvenes Creadores del FONCA en la emisión 1998-1999. Colaboradora —con poemas y ensayos sobre literatura y artes visuales— de Biblioteca de México, Casa del Tiempo, Complot, Crítica, Crónica Dominical, El Ángel, Etcétera, Generación, La Gaceta del FCE, Letras Libres, Origina, Ovaciones en la Cultura, Pauta, Periódico de Poesía; y las revistas chilenas Cyber humanitats de la Universidad de Chile y Matadero. Premio Nacional de Literatura Gilberto Owen 2000, en el género de poesía, por Basalto. Ha sido antologada en diversas publicaciones, entre ellas El decir y el vértigo: panorama de la poesía hispanoamericana reciente, 1965-1979, Filodecaballos, 2005.


    TILSA OTTA
    (Perú)

    Alumbramiento

    Una puerta abierta alumbra
    Sensualmente
    Una fiesta durante 25 horas
    Departo
    Acércate
    ¿Me puedes explicar qué estamos haciendo aquí?
    Porque no sé qué estoy haciendo
    Toma mis manos
    ¿Eso es una persona?
    ¿Y esto?
    ¿Qué hay de aquello?
    Respiración redecorando el invernadero
    Flores arrancadas de tus manos por el suelo
    Pero eso no es lo que importa

    1-2

    Mi cabello se desenredaba ascendiendo por la cascada
    Tu rostro aparecía cada 11 segundos en un satélite de navegación
    Dios se pixeleaba en la repetición de nuestros movimientos
    1-2 era la secuencia
    1-2
    Tú y yo contraídos como un músculo contra el mundo
    Yo y tú: un sonido atronador
    Diseño inteligente
    Para un mismo movimiento:
    1-2 constante elástica
    La secuencia es 1-2


    Tilsa Otta Vildoso (Lima, Perú, 1982). Ha publicado los poemarios Mi niña veneno en el jardín de las baladas del recuerdo, Indivisible y el libro de cuentos Un ejemplar extraño. Ha escrito crítica cinematográfica, columnas de opinión para diarios y colaborado con el blog alemán Superdemokráticos. Forma parte de antologías en diversas partes del universo, además de la antología Venus ataca - 10 historietistas peruanas. Estudió Dirección de cine y fotografía. Ha participado en exposiciones colectivas de video y festivales de cine aquí y allá. Ha realizado cortometrajes como Dios es niña, 5 breves intervenciones, El amante sin cuerpo y Vale la pena vivir.

    Kate Louise Powell


    XANATH CARAZA
    (México / Estados Unidos)

    Ocelocíhuatl

    Sigilosa anda entre cristalina hierba
    pasos verdes acechantes se confunden
    con el cálido viento de la mañana

    Rugido tenue brota del bermejo corazón
    camina entre la jungla húmeda
    Ocelocíhuatl, intoxicante, mujer jaguar

    Ocelocíhuatl, mujer que siente en la selva
    observa y cautelosamente muerde
    al palpitante corazón desprevenido

    Mirada penetrante de Ocelocíhuatl
    traspasa con placer la bronceada piel
    registra lo que otros no ven

    Lame el cuerpo de selva verde
    torrenciales lluvias de verano
    y frondas con la lengua absorbe

    Sus manos alcanzan letras de la aurora
    desgarran el denso vapor nacarado de las páginas
    piel erizada ante la poesía, rayos de sol

    Respira profundamente Ocelocíhuatl
    mujer jaguar de selva negra
    el aroma de quien ya no está
             

    Xánath Caraza es viajera, educadora, poeta y narradora. Su poemario Sílabas de viento recibió el 2015 International Book Award de poesía. También recibió Mención de Honor en la categoría de poesía en español para los 2015 International Latino Book Awards. Su poemario Conjuro y su colección de relatos Lo que trae la marea han recibido reconocimientos nacionales e internacionales. Sus otros poemarios son Ocelocíhuatl, Noche de colibríes, Corazón pintado, Tinta negra (para mayo de 2016), Donde la luz es violeta (para noviembre de 2016) y su segunda colección de relatos Pulsación (en progreso). Enseña en la Universidad de Missouri - Kansas City y da talleres de creación literaria en Europa, Latinoamérica y Estados Unidos. Caraza recibió la Beca Nebrija para Creadores de 2014 del Instituto Franklin, Universidad de Alcalá de Henares en España. Es columnista de La Bloga, Smithsonian Latino Virtual Museum, Periódico de Poesía y Revista Zona de Ocio. Caraza es juez desde el 2013 para los José Martí Publishing Awards, The National Association of Hispanic Publications (NAHP). Desde el 2012 organiza el National Poetry Month (NaPoMo) para Con Tinta.


    YOLANDA PATTIN
    (Venezuela)

    Cuesta abajo

    Algunas mujeres a las diez de la mañana
    casi tan limpias como rosa / rocío
    como una gota desinfectante
    abren al unísono las hojas de las puertas
    (un apartamento deslumbra por la teca)
    miran al cielo olfateando al aire
    a los muchachos propensos al catarro
    a la tos asmática
    Saludan Sol
    Palmeras Aves Violáceas
    sonríen mientras bajan la cuesta
    hasta el kiosko de revistas
    Ellas claman por un cartón clandestino de huevos
    y un periódico llevan
    a la sombra de sus brazos
                                          cochecitos
    a duras penas sostienen
    una voz tan dulce que se llora
    Arriban sigilosamente
    Goznes Puertas Aldabas
    de la sala - comedor
    donde orden reluce y espejea
                           un mantelito plástico
    souvenirs de un vuelo
    rasante por Mayami
    donde un punto de hombre
    dice adiós con su pañuelo
                Claridad
    Altas Casas Palomas
    una gallarda altiva
    su nevera
    que algunas mujeres se rasuran las piernas
    beben café humanamente hablando
                                               divagan
    al abrazo furioso de las telenovelas
    como un ósculo prohibido
    cuesta abajo en la rodad.


    Yolanda Pantin. Nació en Caracas 1954. Ha publicado una decena de libros de poesía: Casa o lobo (Monte Ávila, Caracas, 1981), Correo del corazón (Fundarte, Caracas, 1985), La canción fría (Angria, Caracas, 1989), Poemas del escritor (Fundarte, Caracas, 1989), El cielo de París (Pequeña Venecia, Caracas, 1989), Los bajos sentimientos (Monte Ávila, Caracas, 1993). La quietud (Pequeña Venecia, Caracas, 1998), La épica del padre (La nave va, Caracas, 2002), Poemas huérfanos (La liebre libre, Maracay, 2002) y El hueso pélvico (Eclepsidra, Caracas, 2002). En 2004 su obra fue recopilada en Poesía reunida 1981-2002 (Otero ediciones, Caracas, 2004). Sus relatos para niños son Ratón y Vampiro se conocen (1991) y Ratón y Vampiro en el castillo (1994). Su única obra de teatro hasta el presente es La otredad y el vampiro (1994). Es además coautora, junto a Ana Teresa Torres, de El hilo de la voz (Fundación Polar - Angria, Caracas, 2003), antología crítica de literatura venezolana del siglo XX escrita por mujeres.


    YRENE SANTOS
    (Republica dominicana)

    Sigilosamente

    se paró de la cama
    hurgó en los anaqueles
    misterios
    quejidos
    esperanzas deshechas

    Aprovechó la quietud
    las huidas del alma

    Buscaba algo que solo sentía
    donde se estiran los huesos
    para liberar a un inocente
    quizás genio
    tal vez esclavo
    algo que solo sentía en sus senos enormes y libres
    en el púlpito agigantado de su útero
    Algo que solo sentía donde no puede explicar.


    Yrene Santos. Estudió Arte Escénico en el Palacio de Bellas Artes y tiene una Licenciatura en Educación mención Filosofía y Letras en la Universidad Autónoma de Santo Domingo. Tiene una maestría en Literatura Hispanoamericana en City College en la ciudad Nueva York (CUNY) donde reside desde 1992. También enseña en St. John’s University. Fundadora de la Tertulia de Escritoras Dominicanas en Nueva York, que dirige la Dra. Daisy Cocco de Filippis y Latino Artists Round Table (LART) dirigida por la escritora Sonia Rivera - Valdés. Textos suyos han sido traducidos al italiano y al inglés. Libros publicados: Desnudez del silencio (1988), Reencuentro (1997), El incansable juego (2002). Co-autora del libro: Desde la Diáspora, Cuentos y poemas de niños y niñas dominicanas (2005) y Por si alguien llega (Nueva York, 2009). En 1997 fue premiada en el concurso de poesía organizado por The National Library of Poetry de Maryland. En 2001 grabó un CD de poesía junto al poeta colombiano Carlos Aguasaco.

    6 comentarios:

    1. ¡Mil Gracias, Poetas Feliz Primavera Viva Poesia!

      ResponderEliminar
    2. Qué interesante la iniciativa de publicarnos, esto nos permite reconocernos por medio de la palabra. Carmen Berenguer

      ResponderEliminar
    3. Es la intención, esta comunicación. Y compartir. Un placer.

      ResponderEliminar
    4. Me ha inspirado la obra de todas. ¡Qué placer! Gracias y abrazos.

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Abrazo, gracias por ser parte de este proyecto.

        Eliminar

    Recordamos a nuestros lectores que todo mensaje de crítica, opinión o cuestionamiento sobre notas publicadas en la revista, debe estar firmado e identificado con su nombre completo, correo electrónico o enlace a redes sociales. NO PERMITIMOS MENSAJES ANÓNIMOS. ¡Queremos saber quién eres! Gracias.