POESÍA Tus muslos galopan sobre mi pelvis | Carlos Santiago Quizhpe Silva


[VINTAGE]

Un viejo mendigo
toca un violín
en el ángulo inverso de una fría
esquina.
Un perro vintage hipa
mientras lame el hedor de sus heridas,
una mujer de tristes harapos
acoge en sus brazos a un niño (pollito)
el viento horada escarabajos.
¿Qué raros artrópodos obnubilan sus
pupilas?
Un viejo mendigo toca el
violín (…)
el reloj ha perdido el índice
y el pulgar
como aquel periódico que
deambula,
fisurado sus pulmones.
La misma mujer de tristes harapos
y ojos inopes
de fotos lejanas
y gaviotas judías
arrulla en su pecho un filamento
de ombligo,
calvo
como las cometas.
La mujer de tristes harapos
escurre sus lágrimas
(cenizas + lodo)
y tiene en sus falanges
un puñado de teclas
que se despostillan
y se percuden con el café
y crujen como articulaciones de
bastones que sujetan rodillas;
(…) besa la frente de crepúsculos
unicornios
en una fría y mugrosa
sala de hospital.
Un mendigo toca el violín.
La mujer de tristes harapos.
Un perro famélico.
Un 18 de febrero.


[SEMÁFOROS]

Mis dedos se inundan con la redondez de tus senos. Soy malabarista bajo un semáforo jorobado. Continúo. Mis labios se confunden en los fuelles de tu vulva como dos gotas de vodka sofocados en la garganta de un frugal aguacero.

Una moneda
                   Dos monedas
                                      Tres monedas

Soy un trotamundos cuyo cenicero es el asfalto. Pienso. Tus muslos galopan sobre mi pelvis como una galaxia sobre el mar Egeo.

A veces los conductores son indiferentes, otros alzan los vidrios de las ventanas (…). La vida es una muñeca de trapo a la que le faltan sus orejas.

Gimes y tus ojos son desvaríos, tus caderas la sílaba tónica de palabras homófonas.

Hueles a sexo, a gaviotas ventrílocuas. El sudor de tu espalda tiene un contraste a mar y corbata.

El semáforo en rojo, la vida en cuadrículas, ojos de búho gris (…) tu cuerpo es un violín que se acopla al arco de mi cintura.

El viento irrumpe los campanarios, hay una sonrisa fracturada… la ciudad tiene los lacrimales humedecidos.


CARLOS SANTIAGO QUIZHPE SILVA (Loja - Ecuador 1982). Docente de Lengua y Literatura. En el 2009 obtuvo el primer lugar en la Bienal Nacional de Relatos Juegos Florales en la ciudad de Ambato, además quedó finalista en el Primer Premio de Relato de la revista literaria Poesía + Letras de las Islas Canarias, España. Ha escrito en varias revistas de literatura de la localidad como Suridea, Identidad, Palabrar, Mediodía; además sus relatos aparecen en varias antologías a nivel nacional. Es articulista y editorialista de algunos diarios de la ciudad.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Recordamos a nuestros lectores que todo mensaje de crítica, opinión o cuestionamiento sobre notas publicadas en la revista, debe estar firmado e identificado con su nombre completo, correo electrónico o enlace a redes sociales. NO PERMITIMOS MENSAJES ANÓNIMOS. ¡Queremos saber quién eres! Gracias.