Header Ads

MINIFICCIÓN Viaje sin regreso | Servando Clemens


Los adolescentes se reunían en la azotea de la vecindad todas las madrugadas. Les gustaba probar todo tipo de drogas pues no tenían dinero para viajar, según sus pensamientos. Experimentaban revolviendo estupefacientes con productos químicos y bebidas alcohólicas adulteradas, dicha mezcolanza les provocaba amnesia, rabia y éxtasis. En la ocasión que saltaron los límites ocurrió lo siguiente: “Somos inmortales, gritó Dulce, estamos más allá de nuestra forma física”.
Patéenme la rodilla, ordenó Alonso, pero con fuerza.
Arturo golpeó con potencia a Alonso con la punta de su bota provocando que su rótula saliera de su lugar.
No me dolió nada, afirmó Alonso, el dolor es cosa de la mente.
Todos se carcajearon como locos, entonces Dulce sacó unos dados de su bolso y propuso lanzarlos al suelo.
El que saque el número menor le haremos algo extremadamente doloroso, explicó Dulce, a ver si es cierto que aguantan mucho, cabrones.
Todos estuvieron de acuerdo y tiraron los dados uno por uno.
¿Qué le haremos al perdedor?, preguntó Luisa.
Ya veremos, dijo Arturo, por lo pronto no se me ocurre nada.
Al fin de cuentas Alonso fue el perdedor y en aquel momento de euforia dijo: ¡háganme lo que sea, soy invencible, jamás moriré!
Yo me encargo del dilema, muchachos, tengo ganas de enloquecerme en grande, dijo Ernesto.
Haz algo salvaje, pidió Alonso, no seas gallina, ya sabes que no me pasará nada.
Ernesto brincó como un energúmeno encima de Alonso y empezó a clavarle la punta filosa del destornillador en la cara y cuello. La sangre salpicaba la ropa de los presentes mientras todos reían de placer alrededor del cuerpo moribundo.
Llamen a una ambulancia, alcanzó a decir Alonso.
Eres un bromista, Alonso, dijo Luisa, ahora te prenderemos fuego.
Con las palabras de Luisa, todos se tiraron al piso dominados por una risa histérica e incontrolable.

▁▁▁▁▁▁▁▁▁▁▁▁
SERVANDO CLEMENS (México, 9 de febrero de 1981). Estudió la cerrera de administración de empresas. En sus ratos libres lee cuentos y novelas. Sus géneros favoritos son: el fantástico y policíaco. Ha escrito varios cuentos breves. https://www.facebook.com/servando1810

No hay comentarios

Recordamos a nuestros lectores que todo mensaje de crítica, opinión o cuestionamiento sobre notas publicadas en la revista, debe estar firmado e identificado con su nombre completo, correo electrónico o enlace a redes sociales. NO PERMITIMOS MENSAJES ANÓNIMOS. ¡Queremos saber quién eres! Gracias.